VACUNA CONTRA LA LEISHMANIA

[box size=”large”]Desde la primavera pasada la Dra. Saleno en varios de sus artículos anunciaba la inminente aparición de la vacuna contra leishmania para este año 2012. La leishmaniosis, conocida popularmente como enfermedad del mosquito, dada su gran incidencia en Mallorca y la gran mortandad que produce, ha preocupado siempre a la Clínica Veterinaria Son Dureta lanzando hasta la fecha varias campañas divulgativas y de prevención. Ahora estamos de enhorabuena: la vacuna contra la leishmaniosis ya existe y la Clinica Veterinaria Son Dureta dispone de ella para su inoculación.[/box]


La enfermedad del mosquito, llamada científicamente leishmaniosis, es una enfermedad grave y con fatales consecuencias y es transmitida a través de la picadura de un insecto del género Phlebotomus, parecido a un mosquito llamado flebótomo o popularmente “mosca de arena”. Es una enfermedad muy extendida en la cuenca mediterránea donde el vector de la enfermedad encuentra excelentes condiciones para su desarrollo.
Dadas las condiciones climáticas particulares, la Isla de Mallorca es una de las zonas más afectadas por esta enfermedad. Los estudios indican que aproximadamente la mitad de los perros que viven en Mallorca son portadores de esta enfermedad y uno de cada cinco perros desarrollan síntomas que pueden provocar la muerte del animal.

Con una incidencia tan elevada en nuestra zona de esta temible enfermedad, los métodos de prevención son imprescindibles. Hasta este momento, como prevención no disponíamos más que de unos antiparasitarios externos en forma de collares o pipetas, que conseguían alejar entre un 50 y 70% de los insectos y así evitar la picadura que podría infectar el animal.

Hoy podemos celebrar la existencia de un método mucho más efectivo para proteger a nuestros perros. La vacuna contra la leishmania ya es una realidad y, según los estudios realizados en los laboratorios Virbac, ofrece una protección completa en aproximadamente 93% de los casos. Esta vacuna estimula el sistema inmunitario ofreciendo una respuesta celular específica contra el parásito Leishmania infantum. Es decir, si el parásito llega a la sangre del perro a través de la picadura del insecto, el sistema inmunitario del animal vacunado estará preparado para eliminarlo y así evitar el desarrollo de la enfermedad.

El protocolo de vacunación contra la Leishmaniosis se puede empezar exclusivamente en los perros sanos, libres de leishmania y mayores de 6 meses.

Para asegurarnos que no han contraído la enfermedad, antes de la aplicación de la primera vacuna, es imprescindible sacar una muestra de sangre del animal y practicar un análisis de sangre (tipo test rápido) que nos indique si el perro es positivo o negativo para la leishmaniosis.

Si resulta ser positivo, tras analíticas más exhaustivas, tendrá que seguir un programa de tratamiento según el estado de la enfermedad en que se encuentra y no se puede vacunar.

Si resulta ser negativo se puede empezar el protocolo de vacunación que constará en tres aplicaciones a un intervalo de tres semanas cada una, cuando se trata de una primera vacunación del animal. Esta inmunidad protegerá el perro durante un año, hecho que hace necesario revacunar el animal cada año con una sola dosis. La vacuna se aplica a través de un pinchazo subcutáneo, igual que las otras vacunas anuales que ya estamos acostumbrados aplicar a nuestros perros.

La aplicación de la vacuna contra la leishmaniosis es una forma novedosa, muy efectiva y segura para proteger a nuestros perros y todos los especialistas coincidimos en que va a tener como gran consecuencia una reducción drástica de los casos clínicos en muy pocos años y una reducción de los mosquitos infectados a medio plazo.

En la Clínica Veterinaria Son Dureta nos alegramos poder celebrar el comienzo de una nueva era para nuestros queridos perros.

La revolución se llama CaniLeish del laboratorio francés Virbac.

2 Responses

  1. mari cruz

    y los perros que han fallecido tras la vacunacion??? Yo desde luego a mi perro no lo vacuno ni loca

    1. Mique Barcelo

      Solo hay un caso documentado y no se puede atribuir al 100% a la vacuna.
      Sin embargo hay miles de perros que mueren por leishmaia.
      Me parece una irresponsabilidad no vacunar si vives en un lugar de riesgo.

Leave a Reply