LA PROCESIONARIA UN PELIGRO PARA NUESTROS PERROS

gusanos de procesionaria en plena calle

El año pasado, por estas fechas, ya publicamos en nuestro blog este mismo artículo sobre la procesionaria del pino. Dada la gran incidencia en casos que estamos viendo en el servicio de urgencias veterinarias de la Clínica Veterinaria Son Dureta y la inusual virulencia de los mismos, hemos creído conveniente actualizarlo y nuevamente advertir sobre el peligro que supone para nuestros perros esta oruga venenosa, las precauciones que hay que tomar en los paseos y como actuar si sospechamos que nuestro perro las ha tocado o ingerido.

Típica bolsa de orugas de procesionaria en un pinoDebido a que las condiciones meteorológicas de los últimos años lo han propiciado todos los pinares de Baleares están infestados de una oruga que comúnmente llamamos procesionaria. Estas orugas suponen un problema para las personas pero, como veremos, es muy peligrosa para nuestros perros y especialmente para los cachorros.
La procesionaria es una oruga, es el estado larvario de la Thaumetopoea pityocampa, una mariposa muy común en los bosques de coníferas. Y es este estado larvario, con un ciclo de vida muy particular el que tantos quebraderos de cabeza nos provoca.

¿Por qué le llamamos Procesionaria?

A veces es dificil distinguirlas cuando estan en su entornoDespués de permanecer durante todo el invierno en unas bolsas de seda colgadas en los pinos, muy características y fáciles de distinguir, con la subida de la temperatura del final del invierno, las orugas de la Procesionaria se disponen en una hilera, bajan de los árboles y buscan un sitio adecuado bajo tierra para efectuar su muda. Esta “Procesión” (de donde toma el nombre común este lepidóptero), les llama mucho la atención a los perros que se acercan, las huelen, juegan con las orugas y en muchas ocasiones las cogen con la boca.

Este comportamiento tan temerario se da con más frecuencia en cachorros (1).

¿Por qué son tan peligrosas?

Detalle de los pelos veneosos de la procesionariaDesgraciadamente estas orugas presentan, en su parte superior, unos pelos urticantes, similares a las púas de algunos cactus, cargados con una substancia tóxica que suelta a modo de defensa cuando se ven amenazadas. Estas púas se clavan rápidamente, clavándose muy rápido cuando se tocan y liberan el veneno. A consecuencia de ello, esta toxina una vez inoculada, provoca una irritación muy fuerte, similar a una quemadura en la zona de contacto directo y sobre todo en la Aspecto de la mariposa de la procesionariapiel de la cara, los labios, la lengua y la mucosa oral provocando al instante un cuadro clínico muy doloroso con picores, que de no tomarse medidas puede provocar una fuerte inflamación que puede bloquear incluso las vías respiratorias, heridas que al estar en la boca, además se infectarán, pudiendo provocar incluso la necrosis de las parte infectadas, dándose casos de perdidas parciales de la lengua.

Los síntomas manifiestan los perros que llegan al servicio de urgencias veterinarias de la Clínica Veterinaria Son Dureta son los siguientes (2):

  • Inflamación de la cara (edema facial) y de los párpados
  • Inflamación de los labios y de la mucosa oral
  • Inflamación de la lengua que conduce a la imposibilidad de cerrar la boca, provocando en muchas ocasiones oscurecimiento y necrosis parcial de la lengua
  • Salivación abundante
  • Jadeo, sobre todo por el dolor
  • En caso de ingesta puede provocar asfixia por edema del laringe, vómitos y hemorragias.
  • Shock anafiláctico y muerte

Una rápida actuación veterinaria es fundamental para controlar el cuadro clínico y evitar complicaciones, que pueden conducir a un fatal desenlace. Por ello es imprescindible acudir de urgencia a un veterinario.

Como primeros auxilios se puede efectuar un buen lavado de la zona afectada con suero fisiológico o agua pero sin frotar para evitar la rotura de los pelos clavados y así evitar que se libere más toxina. En casos graves es necesaria la hospitalización con fluidoterápia por la incapacidad del animal para ingerir alimento o agua y la administración intravenosa de potentes antiestamínicos y antibióticos.

Como prevención se recomienda evitar los paseos en las zonas con pinos en los meses de febrero-marzo y sobre todo pasear con correa para poder evitar al máximo el posible contacto. También es muy recomendable que, en los jardines privados donde esta oruga puede estar presente, consultemos con algún experto para detectarla y erradicarla: existen métodos mediante trampas muy eficientes.

Tampoco no hay que olvidarse que nunca debemos tocar las orugas o eliminar las bolsas sin protección, tanto en las manos mediante guantes como en la cara mediante mascarilla y gafas, porque en contacto con la piel humana se puede producir la misma reacción urticante y alérgica.

Entonces, en primavera, tengamos mucho cuidado con este animalito tan peligroso.

Picadura grave de una procesionaria en un cachorro de bobtail

En este caso es un cachorro de bobtail cuyo edema en la lengua era era tan grave que tenia dificultad para respirar y estaba imposibilitado para beber y comer

Share

4 Responses

  1. Pingback : ArgosPet La oruga del pino o procesionaria: una amenaza cuando suben las temperaturas » ArgosPet

  2. Pingback : Clínica Veterinaria Armand Tabernero

  3. Genial artículo, nosotros como empresa de control de plagas en Madrid, hemos tenido bastantes casos en los que casas con jardin han tenido que llamarnos despues de que sus perros tuvieran una “mala” experiencia con estas orugas. Si estás en Madrid y necesitas eliminar estas orugas, puedes llamarnos al 91 279 77 65 y te ayudaremos lo antes posible. http://www.byostasys.com

  4. carlos

    Tengo una duda. Me comentaron que dependiendo del color era peligrosa para los perros. Las q son verdosas pueden generar urticaria pero no son tan peligrosas como las que son de un color mas rojizo ( y van claro en procesion)
    Mi otra duda es, cuan lejos de una zona de pinos es posible que avancen las orugas?
    Gracias de antemano

Leave a Reply