TARA: Sobreviviendo a una torsión gástrica

Si hay una patología que de verdad da miedo por su evolución muy grave y rápida, sobre todo en perros grandes, es la torsión de estómago. Si no se interviene en las primeras tres o cuatro horas, la esperanza de vida disminuye exponencialmente y en poco menos de doce horas sobreviene la muerte.

TARA-BLOGEsta semana os contamos el caso de Tara, una abuelita mestiza de Rottweiler que gracias a la rápida reacción de su familia y a la gran experiencia en esta patología del equipo del Servicio de Urgencias de la Clínica Veterinaria Son Dureta pudo salvar la vida.

Tara es una Rottweiler de 10 años que vive feliz y bien cuidada con su familia. Es muy mimada y para premiarla, un día le dieron un trozo de tarta que casi acabó con su vida.

TORSION-ESTOMAGO

Uno de los síntomas más claros de la torsión gástrica es la gran hinchazón que se produce en el estómago por los gases acumulados, como vemos en este cachorro de Fila brasileiro

El trigo y prácticamente todos los cereales no son apropiados para los perros, ya que estos tienen la condición de carnívoros. Los cereales provocan más de una reacción alérgica e intolerancia alimentaria, pero también encierran un peligro aun mayor: la fermentación. Y al fermentar, los gases que se forman producen una hinchazón estomacal. Si los gases no son liberados la hinchazón llega hasta tal punto que se ocluyen las dos salidas naturales del estómago (el esfínter del esófago y el esfínter del píloro) llegando a un punto en que el estomago rota sobre sí mismo.
Esto también significa que se corta el riego sanguíneo y empiezan a morir las células, es decir, empieza a necrosarse y a acumularse toxinas en la pared estomacal. Es como si le hicieran un torniquete. Otro peligro es que al retener tanta sangre, el bazo se hincha y puede rasgarse provocando una grave hemorragia interna.

Acudir en la primera fase al veterinario de urgencia es primordial ya que el cuadro se complica muy rápidamente y la recuperación posterior dependerá mucho del tiempo transcurrido.

En el caso de Tara sus dueños fueron rápidos y acudieron de una localidad cercana a Palma a nuestro servicio de urgencias veterinarias 24 horas. Tara llegó agotada, con un dolor muy fuerte, con el abdomen hinchado y con respiración dificultosa y entrecortada.

RADIOGRAFIA-TARA

En la radiografía de Tara, puede apreciarse la gran cantidad de gas en el estómago

De inmediato se le aplicó el protocolo establecido para estos casos: radiografía de diagnóstico, análisis de sangre para evaluar en que fase se encontraba, sedación para controlar el dolor y una punción en el estomago para liberar la presión mientras se le aplicaba una vía y suero. Estaba preparada para la operación.

Tras casi tres horas de cirugía conseguimos recolocar el estómago y practicarle una unión con la pared abdominal (gastropexia) para evitar un nuevo giro en el futuro. También hubo que extirparle el bazo porque estaba demasiado dañado.

Después de la intervención llegó lo más complicado: el postoperatorio.
Estuvo ingresada en hospitalización de cuidados intensivos las críticas primeras 48 horas, ya que Tara desarrolló múltiples complicaciones como arritmias cardíacas e insuficiencia hepática y renal provocadas por las toxinas que iría eliminando poco a poco. Tras esos dos días de tratamiento y vigilancia intensiva empezó a evolucionar favorablemente.

TARA-REHAB

Dos días después de la intervención, Tara empezaba su recuperación de la mano de la Doctora Fernanda Canoura

Tara había superado lo peor y le empezamos a ofrecer líquidos. Tardó un día más en empezar a beber por sí misma pero se resistía a ingerir alimentos. Ese fue uno de los principales problemas, ya que a veces pasa que algunos animales tienen miedo de volver a comer. A Tara no se la podía dar de alta hasta que se restableciera todo el tránsito intestinal y para ello era necesario que comiera.

Para evitar el agotamiento del organismo por falta de alimento fue necesario aplicar nutrición parenteral (sueros especiales muy nutritivos administrados directamente en la sangre). Poco a poco Tara se fue recuperando hasta que empezó a comer por sí misma y al cabo de una semana pudimos celebrar junto a sus dueños el regreso a casa de esta simpática perra.

TARA-EL-DIA-DE-ALTA

Tara el día del alta

                                                                              Durante toda su vida Tara
deberá seguir una estricta dieta de
alimentos especiales sin cereales
repartidos 
en pequeñas cantidades,
pero podrá seguir 
celebrando
fiestas con su familia.

[hr]

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Diagnostico de imagen[ Leer + ]

Servicio de hospitalización [Leer + ]

Share

2 Responses

    1. Hola soy la dueña de TARA (TARITA como la llamáis cariñosamente).
      Os felicitamos a todas, por la gran labor que habéis hecho con nuestra TARA, se encuentra feliz ya vamos a pasear y se cansa menos, la calor es lo único que molesta, pero hacemos los paseos a la puesta del Sol y mas cortitos. Ella sigue con su dieta y poco a poco ya vamos haciendo vida normal, YA PASO EL “SUSTO”. Esperemos que todo siga bien, muchas gracias por todo lo que habéis hecho por ella, sois FANTASTICAS,EFICACES,MUY PROFESIONALES Y CARIÑOSAS, no cambiéis nunca, os queremos.

      Joan, Joana y TARA

Leave a Reply