El peligro de los vecinos insociables

Jazz, el Jack Russel atacado por un perro de gran tamañoDesde la Clínica Veterinaria Son Dureta siempre intentamos inculcar la necesidad de socializar a nuestros perros desde que son cachorros ya que eso nos garantizará una mascota equilibrada de la cual podremos disfrutar plenamente.

Desgraciadamente no todo el mundo es consciente de que un perro equilibrado es un perro feliz y por desgracia hay dueños que poseen perros poco sociables y muy desequilibrados con la infundada creencia de que van a ser mejores guardianes.

Esta semana, para nuestra sección de urgencias veterinarias hemos seleccionado la historia de Jazz, un dicharachero Jack Russell que tiene como vecino a un perro de gran tamaño y con muy malas pulgas.

El perro atacado presentaba múltiples heridas que tuvo s que atender nuestro veterinario de urgencias 24 horas  en la clínica veterinaria Son DuretaJazz acudió al servicio de urgencias veterinarias 24 horas de la Clínica Veterinaria Son Dureta en estado de shock, con múltiples heridas, algunas con muy mal aspecto y habiendo sangrado mucho. Su familia estaba visiblemente preocupada ya que Jazz es la alegría de la familia y lo habían rescatado de las fauces de un perro de raza grande: Jazz había sido atacado por el perro del vecino en el mismo portal de su casa al ir a saludarle.

Alguna de las heridas que suturamos en la Clínica Veterinaria Son Dureta a Jazz llegaban hasta el propio huesoEl perro que le atacó, es el típico perro de guarda de más de cincuenta kilos al que por desgracia nunca han socializado, pues mucha gente cree que un perro insociable es mejor guardián. Quienes afirman eso ignoran lo más básico del comportamiento de los perros: son animales sociales y está en su instinto natural defender a su “manada”, por lo que no necesitan potenciar nada. Lo único que consiguen con el aislamiento social es un perro desequilibrado cuyas muestras de agresividad son, la mayoría de veces, fruto del miedo. Con un perro así, es cuestión de tiempo tener un accidente como en el caso de Jazz.

Jazz cuando acudió al servicio de urgencias 24 horas de la clínica veterinaria Son Dureta presentaba las típicas heridas en los cuartos traseros de producidas tras ser atrapado mientras huía.Con Jazz, nada más entrar en nuestro servicio de urgencias veterinarias 24 horas, nuestra primera preocupación fue estabilizarlo y conocer el alcance de sus heridas. Muchas veces cuando un perro grande muerde a un perro pequeño existe el riesgo de lesiones internas por compresión, tales como costillas rotas, por punción (como los temidos neumotórax) o de hemorragias internas difíciles de detectar y que casi siempre obligan a cirugías de urgencia. Jazz presentaba mordeduras en el tórax de considerable profundidad y había perdido mucha sangre. La pérdida de sangre ocasiona hipotermia por lo que la temperatura es otra de las constantes que deben tenerse en cuenta.

Tras sedarlo y estabilizarlo, hicimos una serie de radiografías y ecografías en las que no se apreciaron más que algunas fisuras de poca importancia y no se encontraron roturas, por ese motivo se procedió a suturar las heridas abiertas.

Jazz estuvo en tratamiento hasta su total recuperación durante 5 semanas.

JAZZ-002Por fortuna Jazz ya está recuperado y lo más importante es que no ha perdido su simpatía, pues tras sufrir un ataque de este tipo es muy frecuente que un perro se vuelva desconfiado y temeroso. Ahora esperemos que los propietarios del otro perro hayan aprendido algo y hagan lo que se espera de unos dueños responsables y amantes de sus animales para educar, socializar y reducir la agresividad de su perro, porque esta vez llegamos a tiempo, pero otras veces y por desgracia, no siempre hemos tenido esa suerte.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Servicio de cirugía general [ Leer +]

Servicio de hospitalización [ Leer +]

Share

Leave a Reply