A veces dejamos a nuestros perros que jueguen con algunos objetos que en apariencia inofensivos pero que suponen un potencial peligro. Palos, zapatillas viejas, peluches inadecuados o pelotas demasiado pequeñas están entre estos objetos que deberíamos descartar como juguetes. Sobre todo debemos ir con cuidado con algunos perros que se tragan todo cuanto pillan.

Este es el caso de Milo, un paciente nuestro que es el típico Jack Rusell juguetón y dicharachero cuya pasión son las pelotas de goma, que llego a nuestro servicio de urgencias veterinarias con un cuadro digestivo grave.

Perro hospitalizadoMilo es un mestizo de Jack Russell de 6 años muy activo al que le encanta correr, jugar y las pelotas. Como todos los terrier, son perros de caza, tiene una energía desbordante y persigue todo lo que se mueve.

Cuando sus propietarios tuvieron que marcharse de viaje, Milo quedó al cuidado de una familia que posee una casa con terreno donde él disfruta comiendo algarrobas y jugando hasta la extenuación con otros perros.

Cuando su familia volvió del viaje, los cuidadores de Milo les comentaron que había vomitado varias veces, pero que lo veían bien, comía, estaba activo y no habían observado otros síntomas.

Tras una semana en su casa durante la cual estuvo vomitando diariamente y perdiendo peso de forma evidente, su preocupada familia decide no esperar más y traerlo al Servicio de Urgencias de la Clínica Veterinaria Son Dureta. Milo tenia dolor en su abdomen craneal, en el área del estómago, no se le podía palpar bien porque se ponía muy tenso, dificultando su exploración.

En estos casos es conveniente “echar un vistazo” y se decidió que la mejor manera es realizándole una radiografía. En ella se detectó una masa, en el área del antro pilórico (final del estómago), del propio estómago o del bazo. Como era es difícil distinguir sólo con la radiografía, se le realizó una ecografía y al fin se pudo descartar que la masa que aparecía en la imagen de la radiografía tuviera origen esplénico (del bazo). Lo que sí quedó patente es que había un cuerpo extraño en su estómago, no se distinguía de qué se trataba pero era esférico y de estructura mixta.

Finalmente se confirmó que Milo iba a necesitar una cirugía para extraer lo que había en su estómago. En la Clínica Veterinaria Son Dureta seguimos unos protocolos de cirugía que garantizan al máximo nuestro éxito, así que previamente realizamos analíticas para confirmar que podíamos entrar en quirófano con la mayor seguridad y garantías, como es preceptivo en cualquier operación.

Durante la intervención se consiguió extraer con éxito una pelota de goma, similar a una pelota de squach, pero de estructura más dura, alojada en el estómago y que había quedado atorada debido a sus dimensiones.

Extracción de cuerpo estraño

 

Tras dos días de hospitalización en los que fue tratado con fluidoterapia y medicación, Milo empiezó a tolerar los alimentos sólidos y pudo ser dado de alta, yendo a su hogar para seguir con la convalecencia.

Debemos tener mucho cuidado con el tipo de juguetes que se dejan al alcance de nuestros queridos peludos, ya que por desgracia es demasiado frecuente que diferentes tipos de “cuerpos extraños” se extraigan del estómago e intestinos de nuestras mascotas, desde pelotas y juguetes de todas las formas hasta calcetines, trapos y ropa interior. En el caso de los gatos lo más común es que sean cuerpos lineales como hilos o cordeles.

Gracias a la rápida detección del problema en nuestro servicio de urgencias veterinarias 24 horas y a la posterior cirugía, Milo no tuvo complicaciones derivadas. Sin embargo debemos saber que cuanto más tiempo pasa un cuerpo extraño en el sistema digestivo más frecuente es encontrar complicaciones asociadas tales como necrosis de la pared del estómago o los intestinos y peritonitis, las cuales pueden causar secuelas de por vida e incluso la muerte del paciente.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Diagnostico de imagen[ Leer + ]

Diagnostico de laboratorio [Leer + ]

Servicio de hospitalización [Leer + ]

Los largos paseos por la montaña son uno de los ejercicios preferidos de los perros, correr arriba y abajo en plena naturaleza parece que les dé un aporte extra de vitalidad. Sin embargo, hay épocas en las que hay que tomar precauciones, sobre todo con perros glotones y ése es el caso del otoño, en el que gran profusión de setas afloran a la superficie para deleite de muchos y problemas de otros.

Este es el caso de Pancho, un Beagle glotón de ocho años que vino a nuestro servicio de urgencias veterinarias con una intoxicación por setas

Pancho y su familia, tras un largo paseo por el campo, regresaron a casa y a las pocas horas Pancho empezó a presentar un cuadro agudo de vómitos y diarreas hemorrágicas muy intensas que lo dejaron en estado de shock y tan débil que no podía sostenerse en pie.

Rápidamente lo trajeron al Servicio Veterinario de Urgencias de la Clínica Veterinaria Son Dureta. Pancho llegó con un shock hipovolémico, (falta de oxígeno en órganos y tejidos debido a la pérdida tan grande y aguda de líquidos y sangre) sus mucosas estaban muy pálidas, su pulso era débil y su temperatura corporal muy baja. Se realizaron analíticas, donde no se identificaron órganos internos dañados aunque las enzimas hepáticas estaban alteradas y por supuesto, las alteraciones del sistema digestivo asociadas a su estado.

Beagle hospitalizado en la UCI de la Clínica Veterinaria Son DuretaPancho requería una actuación veterinaria intensiva y urgente, inmediatamente se administraron fluidos por vía intravenosa y una transfusión de plasma, con el objetivo de corregir su deshidratación, coagulación y restaurar su volumen de líquido circulante. Le aplicamos calor para recuperar su temperatura corporal y toda la medicación de apoyo necesaria para ayudar a su estómago e intestinos a recuperarse (protectores gástricos, antibióticos, analgésicos, protectores hepáticos y vitaminas).

En un principio tuvimos dudas sobre qué le había causado el problema aunque claramente sospechábamos una intoxicación, ya que aunque los cuidadores de Pancho no le habían visto comer nada en especial durante el paseo, nuestro pequeño Beagle había ido suelto. Sí sabían que había comido restos calientes de pescado y patatas que se les habían quemado, pero… ¿justificaba esto el estado tan grave en que ingresó Pancho? Pues bien, la respuesta nos la dio él mismo ya que vomitó gran cantidad de setas en la clínica. Confirmamos que en la zona donde habían paseado había multitud de setas venenosas y debido al apetito voraz de Pancho, éste las había ingerido.

Por desgracia, algunas setas venenosas tienen sabor dulzón y a pesar de su color llamativo, nada hace sospechar a los perros que son extremadamente venenosas

Tras cinco días de hospitalización en cuidados intensivos pudimos darle el alta hospitalaria y seguir en hogar con la medicación. Pancho se ha recuperado bien, ya vuelve a estar alegre, con ganas de pasear, y por supuesto de comer.
En Baleares podemos encontrar setas durante prácticamente todo el año, sin embargo en otoño y principios de invierno estos hongos emergen con gran fuerza y variedad. Debemos tener especial cuidado con nuestros animales y prevenir intoxicaciones ya que aunque muchos de ellos saben distinguir las setas venenosas de las comestibles, un pequeño error al igual que en los humanos, puede acarrear graves consecuencias.

La intoxicación por setas, al igual que en las personas puede dañar órganos como el hígado o los riñones y causar la muerte.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Transfusiones en perros [Leer + ]

Hospitalización  [Leer + ]

La compra de cachorros por internet es un peligro para los animales y suele acabar en decepción para los compradores. Cuando una persona o familia se decide por fin a tener un cachorro, debe tener muy en cuenta la procedencia de éste, su documentación y que la persona, empresa o asociación que nos lo consigue sea de absoluta confianza.

Esta semana os presentamos el caso de Budi, un cachorro de westy (West Highland White Terrier) que llegó a Palma desde Eslovaquia en muy malas condiciones de salud.

La familia de Budi no tenía ni idea en donde se metía al comprar un cachorro por Internet. Le aseguraron que el pequeño Westy estaba sano y con todos los papeles en regla. Cuando el pequeño animal llegó, la realidad era muy diferente. El cachorro estaba en un estado tan lamentable que a los pocos días de ser entregado por la empresa de transporte, falleció sin que la clínica veterinaria que lo atendió en primera instancia pudiera hacer nada por él.

La decepción y la frustración fueron enormes. La promesa de un pequeño westy a la hija menor si hacía el esfuerzo de mejorar sus notas quedó rota, y la pequeña, que por fin había conseguido dieces en casi todas sus asignaturas, estaba inconsolable. Después de varias gestiones, la empresa que les había vendido el cachorro les envió otro que probablemente era de la misma camada. Le llamaron Budi y llegó en las mismas condiciones que su hermano.

Westie que acudió a urgencias de la clínica veterinaria son dureta

El estado en que llego Budi el primer día hacia temer por su vida y tuvimos que ingresarlo en la UCI

¡Budi estaba tan débil!, sufría deshidratación y no paraba de vomitar, también tenía diarrea y por eso decidieron traerlo al servicio de urgencias de la Clínica Veterinaria Son Dureta. En cuanto los profesionales de nuestra clínica vieron sus documentos y exploraron al cachorro se dieron cuenta de que estaban ante un de los muchísimos casos que por desgracia son tan frecuentes hoy en día: Un cachorro criado en muy malas condiciones, con documentación falsa, que había hecho un viaje desde Eslovaquia a Badajoz en un insalubre camión junto a cientos de otros cachorros en condiciones lamentables y después enviado a Palma. Por desgracia, en nuestro país, aun no está clara la línea que separa el tráfico ilegal de animales de las importaciones legales.

Antes de seguir investigando su documentación, Budi es llevado a la UCI (unidad de cuidados intensivos) de la Clínica Veterinaria Son Dureta y comienzan las pruebas. Los test realizados dan positivo en parvovirus (un virus especialmente grave en cachorros) y coronavirus, ambas infecciones afectan al aparato digestivo y se transmiten directamente entre individuos, sobre todo si están hacinados y en malas condiciones higiénicas. También se detectan parásitos intestinales y un desequilibrio de la flora intestinal. Pero por si esto no fuera suficiente, a Budi también se le detecta una traqueobronquitis infecciosa (tos de las perreras), un parásito sanguíneo y una otitis por ácaros.

Gracias a los análisis también se descubrió una anemia moderada (falta de glóbulos rojos), linfopenia (falta de glóbulos blancos) y una carencia importante de proteínas. Hasta aquí el primer diagnóstico que obliga a tratar a Budi con una transfusión urgente de plasma, fluidoterapia, analgésicos, antibióticos y nutrición parenteral ya que no tolera la alimentación sólida.

Budi al ser dado de alta de la UCI de la Clinica veterinaria Son Dureta

Este es la imagen de Budi fue dado de alta de la UCI pasando a hospitalización normal

Mientras los primeros tratamientos hacen efecto, decidimos revisar más a fondo su documentación y descubrimos que la edad que indica su pasaporte es falsa, ya que según los documentos Budi es un cachorro de cuatro meses, mientras que su dentición y su tamaño nos indican, sin lugar a dudas, que no tiene más de dos. Ningún perro puede viajar con una edad inferior a los tres meses y además se necesita un certificado de importación del cual no había ni rastro. Estos cachorros y muchos de otras razas, así como otro tipo de animales, son criados con el único fin de obtener beneficios rápidos y despiadados. Se destetan con sólo tres o cuatro semanas (el mínimo deben ser ocho) son criados sin apenas alimentos sólidos, están malnutridos, el hacinamiento en jaulas y los largos viajes les producen estrés, infecciones víricas, parasitarias y una considerable bajada de defensas lo que se traduce en un agotamiento del organismo. La gran mayoría terminan ingresados en UCI con patologías tan graves que ponen en riesgo la supervivencia del cachorro y de hecho, muchos no consiguen superarlo, a lo que además hay que sumar el daño emocional y económico que supone para sus nuevas familias.

Budi seguía en la unidad de cuidados intensivos de la Clínica Veterinaria Son Dureta experimentando una ligera mejoría. Empezaba a comer por sí mismo cuando de repente sobrevino una recaída grave: Apenas podía respirar y sus mucosas estaban inusualmente pálidas. Se le hicieron nuevos análisis y la anemia moderada que padecía se había convertido en severa e inmunomediada (su propio organismo estaba destruyendo los glóbulos rojos que transportan el oxígeno a todo el organismo).

El parásito en sangre que se había detectado en el primer análisis (mycoplasma hemocanis) y que no se pudo tratar convenientemente, ya que el medicamento indicado sólo puede administrarse vía oral y Budi vomitaba cualquier líquido o sólido, estaba afectando gravísimamente a su organismo y se decide practicarle un transfusión sanguínea. Con eso y una nueva medicación, Budi por fin comenzó a mejorar definitivamente y al cabo de dos semanas de hospitalización ya pudo ir con su nueva familia.

La familia de Budi posa feliz después de verle recuperado.

La familia de Budi posa feliz después de verle recuperado, tras el gran trabajo realizado por el equipo de la Clínica Veterinaria Son Dureta

El caso de este cachorro no es único. En las clínicas veterinarias nos encontramos a diario con casos parecidos que por desgracia acaban muchas veces en tragedia. El tráfico de animales de compañía es un hecho deplorable e ilegal que podemos evitar entre todos con algunas pequeñas pautas como por ejemplo desconfiar de precios bajos en razas que sabemos lo que cuestan normalmente. También podemos Intentar la adopción a través de la red de asociaciones animalistas y protectoras, las cuales garantizan los cuidados básicos de los animales. En caso de querer un animal de raza, dirigirse a los criadores autorizados y si es posible dentro de la misma comunidad para evitar viajes estresantes a los animales. Las compras de cachorros por Internet no son seguras y deberían evitarse.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Transfusiones en perros [Leer + ]

Comprar un cachorro por navidad  [Leer + ]

La gran diferencia entre una actuación veterinaria común a un excelente procedimiento no estriba sólo en solucionar un problema, sino en descubrir las causas del mismo. En la Clínica Veterinaria Son Dureta, al disponer de un equipo multidisciplinar, basado sobre todo en la medicina interna, podemos ir mucho más allá que un simple procedimiento quirúrgico, buscando las causas que han llevado a una grave patología aparentemente accidental. Este es el caso de Melissa, una gata que nos trajo su familia a nuestro servicio de urgencias 24 horas con una fractura de cadera y descubrimos que la más probable causa de ese accidente tiene el origen en una patología previa.

Gata hospitalizadaLos amantes de los gatos sabemos que estos pequeños felinos son curiosos y que no temen caminar por los sitios más insólitos que encuentran. Quizás eso fue lo que le ocurrió a Melissa, una pequeña gata de apenas tres kilos de peso que fue encontrada con heridas graves y a la que tuvimos que atender en nuestro Servicio de Urgencias 24 horas de la Clínica Veterinaria Son Dureta.

Melissa vive con sus hermanos en el seno de una familia que adora a los gatos, es cariñosa y tranquila, por eso fue una gran sorpresa para sus propietarios encontrarla manchada de sangre y sin apenas poder caminar.

Gracias a la rápida reacción de su familia, que nos la trajo inmediatamente, pudimos observar que tenía un traumatismo en la cadera y que también había sufrido daños en su vejiga urinaria. Además de las lógicas radiografías, realizamos diferentes pruebas para valorar la magnitud del traumatismo. Después de eso era necesaria la inmovilización y observación para descartar problemas respiratorios o circulatorios.


radiografía de una fractura de cadera en una gata

Las radiografías no podían ser más claras: Melissa se había fracturado la cadera y eso afectaba al íleon, al pubis e incluía el área acetabular (la articulación entre cadera y fémur) y cuya reparación requería de una importante cirugía que incluía la colocación de placas y tornillos.


Como el caso era evidentemente quirúrgico empezamos el protocolo de analíticas de sangre para conocer su estado de salud general y gracias a ello pudimos comprobar que Melissa sufría una importante carencia de glóbulos blancos (nuestros tan apreciados leucocitos, responsables de la primera línea de defensa del organismo) así como una infección en sus hematíes (glóbulos rojos) causado por “mycoplasma haemofelis” que producen una importante anemia, lo que llevó a Melissa a tener una más que preocupante anorexia. Debido a ello se tomo la decisión de esperar unos días para primero estabilizar y empezar el tratamiento de la enfermedad con el fin de llegar con garantías a la importante cirugía de trauma que le esperaba. Inmediatamente fue tratada con antibióticos específicos para su infección. Se le practicó una transfusión de sangre, al tiempo que se le implementaba una sonda de alimentación esofágica para asegurarnos de que recibía los nutrientes necesarios y recuperarla del estado de anorexia en el que se encontraba.

Al cabo de unos días entró en quirófano donde fue sometida a la necesaria intervención de traumatología con el fin de colocarle las placas y tornillos que estabilizarían la fractura.

Transfusión de sangre en una gataUna semana después pudimos darle el alta hospitalaria, aunque ya en su casa, deberá estar vigilada y con alimentación especial.

Melissa no pudo contarnos lo que había pasado, aunque su estado de anemia y el alto muro que rodea su casa pueden estar relacionados de forma estrecha. Si Melissa sólo hubiera sido tratada desde el punto de vista de un accidente, probablemente no hubiera superado las consecuencias de la cirugía o en el mejor de los casos el postoperatorio se hubiera complicado mucho.

Debemos estar atentos a si nuestros queridos peludos se están alimentando bien o si muestran algún signo de debilidad para evitar situaciones tan peligrosas como esta y al menor síntoma, contactar con su veterinario.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Diagnostico de imagen[ Leer + ]

Centro de referencia en transfusiones veterinarias Clínica Veterinaria Son Dureta  [Leer + ]

Diagnostico de laboratorio [Leer + ]

Servicio de hospitalización [Leer + ]

Servicio de Traumatología  [Leer + ]

Debemos estar muy alerta cuando nuestras mascotas cambian su estado de ánimo sin motivo aparente. La desgana y el cansancio pueden ser síntomas de algo más que el calor propio del verano o de un intenso día de juego.

Nik es un perro joven, vital y cariñoso, que un día perdió sus ganas de jugar y comer, estaba muy decaído y apenas quería moverse y por ese motivo acudió a nuestro Servicio de Urgencias 24 horas de la Clínica Veterinaria Son Dureta.

En cuanto su preocupada familia nos lo trajo comenzamos la exploración de urgencia. Lo primero que advertimos fue la palidez de sus encías y la alta temperatura que tenía. Las encías y mucosas pálidas pueden indicar una anemia, así que realizamos analíticas para identificar el tipo de anemia y buscar su causa. Nik no sólo estaba enfermo, también estaba asustado y por ello actuamos lo más rápido posible.


Cuando tuvimos el resultado de los análisis el diagnóstico fue claro: tenía una anemia hemolítica inmunomediada, es decir, su propio sistema inmunológico estaba destruyendo los glóbulos rojos de la sangre.

Glóbulos rojos de Nik infectados de mycoplasma
Esta enfermedad es potencialmente mortal y se debe actuar con celeridad. Aunque las causas son muy variadas (desde el uso de fármacos a enfermedades infecciosas) en algunos casos son idiopáticas (de origen desconocido). En el caso de Nik, identificamos una infección causada por mycoplasma o haemobartonella, es decir, a nuestro querido amigo le había picado una pulga infectada.

Nos pusimos manos a la obra con un tratamiento consistente en controlar y frenar al sistema inmunitario para evitar la destrucción de glóbulos rojos y al mismo tiempo, reponer la sangre perdida. Hasta que los fármacos hagan su trabajo, es importante aportar células sanguíneas que nos aseguren un buen transporte de oxígeno al organismo, por lo que las transfusiones son un elemento clave para mejorar la supervivencia en estos casos y de eso sabemos mucho en la Clínica Veterinaria Son Dureta, ya que somos centro de referencia de transfusiones en Mallorca.

Tras tres días de hospitalización en nuestra unidad de cuidados intensivos en los que todo el personal se volcó en su atención, Nik empezó a mejorar y rápidamente volvío a ser el perro juguetón y jovial que tan bien conociamos.

BOLSAS-SANGRE

Aunque Nik pudo volver a los pocos días con su familia, tendrá que estar sometido a controles periódicos y tratamiento continuado entre cuatro y ocho semanas, al cual tenemos que unir un régimen alimenticio especial para que pueda recuperar definitivamente todas sus fuerzas.

 

 

 

Después de este gran susto, los dueños de Nik no volverán a olvidarse nunca más su tratamiento mensual antipulga

La anemia hemolítica inmunomediada es una grave enfermedad que puede afectar a nuestros perros y gatos. Además de las graves anemias con las que se puede manifestar, pueden aparecer coágulos intravenosos que pondrán en riesgo la vida de nuestra mascota. Acudir inmediatamente a un buen servicio de urgencias en el que dispongan de las mejores herramientas de diagnóstico y la opción de poder realizar transfusiones de sangre puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte de nuestros queridos peludos.

Son muchos los animales de compañía que en esta época padecen infecciones y enfermedades por culpa de parásitos externos, debemos recordar que tenemos que protegerlos en la medida de lo posible y para ello lo mejor es consultar con tu veterinario y te recomendará el tratamiento más adecuado para la época del año y las condiciones concretas de tu mascota.[hr]

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Transfusiones en perros [Leer + ]

El peligro de las garrapatas [Leer + ]

Si hay una patología que de verdad da miedo por su evolución muy grave y rápida, sobre todo en perros grandes, es la torsión de estómago. Si no se interviene en las primeras tres o cuatro horas, la esperanza de vida disminuye exponencialmente y en poco menos de doce horas sobreviene la muerte.

TARA-BLOGEsta semana os contamos el caso de Tara, una abuelita mestiza de Rottweiler que gracias a la rápida reacción de su familia y a la gran experiencia en esta patología del equipo del Servicio de Urgencias de la Clínica Veterinaria Son Dureta pudo salvar la vida.

Tara es una Rottweiler de 10 años que vive feliz y bien cuidada con su familia. Es muy mimada y para premiarla, un día le dieron un trozo de tarta que casi acabó con su vida.

TORSION-ESTOMAGO

Uno de los síntomas más claros de la torsión gástrica es la gran hinchazón que se produce en el estómago por los gases acumulados, como vemos en este cachorro de Fila brasileiro

El trigo y prácticamente todos los cereales no son apropiados para los perros, ya que estos tienen la condición de carnívoros. Los cereales provocan más de una reacción alérgica e intolerancia alimentaria, pero también encierran un peligro aun mayor: la fermentación. Y al fermentar, los gases que se forman producen una hinchazón estomacal. Si los gases no son liberados la hinchazón llega hasta tal punto que se ocluyen las dos salidas naturales del estómago (el esfínter del esófago y el esfínter del píloro) llegando a un punto en que el estomago rota sobre sí mismo.
Esto también significa que se corta el riego sanguíneo y empiezan a morir las células, es decir, empieza a necrosarse y a acumularse toxinas en la pared estomacal. Es como si le hicieran un torniquete. Otro peligro es que al retener tanta sangre, el bazo se hincha y puede rasgarse provocando una grave hemorragia interna.

Acudir en la primera fase al veterinario de urgencia es primordial ya que el cuadro se complica muy rápidamente y la recuperación posterior dependerá mucho del tiempo transcurrido.

En el caso de Tara sus dueños fueron rápidos y acudieron de una localidad cercana a Palma a nuestro servicio de urgencias veterinarias 24 horas. Tara llegó agotada, con un dolor muy fuerte, con el abdomen hinchado y con respiración dificultosa y entrecortada.

RADIOGRAFIA-TARA

En la radiografía de Tara, puede apreciarse la gran cantidad de gas en el estómago

De inmediato se le aplicó el protocolo establecido para estos casos: radiografía de diagnóstico, análisis de sangre para evaluar en que fase se encontraba, sedación para controlar el dolor y una punción en el estomago para liberar la presión mientras se le aplicaba una vía y suero. Estaba preparada para la operación.

Tras casi tres horas de cirugía conseguimos recolocar el estómago y practicarle una unión con la pared abdominal (gastropexia) para evitar un nuevo giro en el futuro. También hubo que extirparle el bazo porque estaba demasiado dañado.

Después de la intervención llegó lo más complicado: el postoperatorio.
Estuvo ingresada en hospitalización de cuidados intensivos las críticas primeras 48 horas, ya que Tara desarrolló múltiples complicaciones como arritmias cardíacas e insuficiencia hepática y renal provocadas por las toxinas que iría eliminando poco a poco. Tras esos dos días de tratamiento y vigilancia intensiva empezó a evolucionar favorablemente.

TARA-REHAB

Dos días después de la intervención, Tara empezaba su recuperación de la mano de la Doctora Fernanda Canoura

Tara había superado lo peor y le empezamos a ofrecer líquidos. Tardó un día más en empezar a beber por sí misma pero se resistía a ingerir alimentos. Ese fue uno de los principales problemas, ya que a veces pasa que algunos animales tienen miedo de volver a comer. A Tara no se la podía dar de alta hasta que se restableciera todo el tránsito intestinal y para ello era necesario que comiera.

Para evitar el agotamiento del organismo por falta de alimento fue necesario aplicar nutrición parenteral (sueros especiales muy nutritivos administrados directamente en la sangre). Poco a poco Tara se fue recuperando hasta que empezó a comer por sí misma y al cabo de una semana pudimos celebrar junto a sus dueños el regreso a casa de esta simpática perra.

TARA-EL-DIA-DE-ALTA

Tara el día del alta

                                                                              Durante toda su vida Tara
deberá seguir una estricta dieta de
alimentos especiales sin cereales
repartidos 
en pequeñas cantidades,
pero podrá seguir 
celebrando
fiestas con su familia.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Diagnostico de imagen[ Leer + ]

Servicio de hospitalización [Leer + ]

Ya ha llegado el verano, la época propicia para acercarnos a la playa con nuestros colegas de cuatro patas que se lo pasan en grande chapoteando y rebozándose en la arena. Precisamente este hecho nos obliga a extremar la vigilancia, ya que en la arena y alrededores de la playa se encuentra algo que a nuestras mascotas les encanta: los restos de comida dejados por otras personas. ¡Cuidado con las intoxicaciones!

Esta semana, os presentamos el caso de Indiana, una teckel miniatura que vino a nuestro servicio de urgencias veterinarias y quedó varios días hospitalizada con un cuadro de intoxicación alimentaria grave.

INDIANA-EN-LA-PLAYAIndiana es una joven teckel miniatura de apenas un año, cuya familia decidió llevarla a la playa para disfrutar de un día de verano. ¡Era la primera vez que iba a la playa en su vida! Indiana correteó y chapoteó jugando con los niños de la familia, pero también hizo algo que saben hacer muy bien los teckels: husmear y buscar rastros interesantes. En un momento de despiste Indiana encontró y comió algo que no debía. Al día siguiente los vómitos y la diarrea obligaron a indiana a acudir al Servicio de Urgencias 24 horas de la Clínica Veterinaria Son Dureta.

Al cuadro de gastritis que le detectamos inmediatamente, se le sumó una pancreatitis tóxica que obligó a esta pequeña teckel a permanecer ingresada una semana con suero, nutrición parenteral y ayuno absoluto.

Perro hospitalizado en la clínica veterinaria son duretaLa pancreatitis es una dolencia muy grave, que si no se trata a tiempo, puede dejar secuelas como sensibilidad alimentaria crónica, dolor el resto de su vida e incluso puede acabar con la vida de nuestra mascota.

En este caso, debido a la rápida reacción de su familia, su patología, aunque muy grave, no llegó al extremo de que fuera necesaria una transfusión de plasma o de sangre, como en otros casos que hemos atendido en al Clínica Veterinaria Son Dureta y hemos tenido que echar mano de nuestras reservas del banco de sangre. (*)

COMIDA-EN-LA-PLAYAEs muy importante que durante los meses de calor, en esas excursiones que realizamos a la playa o a la montaña, vigilemos atentamente todo lo que ingiere nuestra mascota. No dejarle comer restos de ningún tipo que se encuentren al aire libre y llevar con nosotros la alimentación y el agua necesaria para que no se deshidrate. La comida sin control se vuelve extremadamente peligrosa en verano, ya que la descomposición de los alimentos ocurre de forma más rápida y las enfermedades que produce su ingestión pueden ser gravísimas.

Recuerda: En verano vigila muy de cerca a tu mascota para que no ingiera nada que tú no le des. Mantenla hidratada dándole a beber abundante agua. Al primer síntoma de vómitos, dolor o diarrea, acude urgentemente al veterinario.

ECOGRAFIA-pancreatitis

En la ecografía de Indiana se puede apreciar el páncreas y la pared estomacal inflamados

(*) La Clínica Veterinaria Son Dureta es Centro de Referencia de Transfusiones para perros y gatos en Mallorca, disponiendo en todo momento de unidades de plasma y sangre entera de perro y gato tanto para el consumo de nuestra actividad clínica como para otras clínicas y veterinarios que la necesiten.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Diagnostico de imagen[ Leer + ]

Centro de referencia en transfusiones veterinarias Clínica Veterinaria Son Dureta  [Leer + ]

Diagnostico de laboratorio [Leer + ]

Servicio de hospitalización [Leer + ]

RADIOGRAGRAFIA-ESROMAGO-BOXER-CON-DETALLE-CUCHILLA

Cuando se tienen cachorros o perros jóvenes que desarrollan la costumbre de mordisquear o comerse todo lo que encuentran a su paso (vicio que para ellos es divertido y para nosotros una autentica pesadilla) hay que extremar las precauciones y no dejar nada a su alcance que pueda resultar peligroso.
Esta costumbre suele desaparecer con la edad en perros equilibrados, pero hasta entonces hay que extremar las precauciones.

Hoy os presentamos la urgencia atendida en nuestro servicio de urgencias 24 horas de la Clínica Veterinaria Son Dureta, el caso de Bob, un cachorro de bóxer de 8 meses que se comió una cuchilla de afeitar, que afortunadamente no pasó de un gran susto por las circunstancias en que ocurrieron.

TROZO-CUCHILLAEn la fotografía podemos apreciar los restos del soporte de la cuchilla que mordió y se tragó. Estos los pudimos extraer de su boca sin necesidad de operar. Afortunadamente lo hizo después de comer y además, materialmente, trituró gran parte del metal, dejando el detalle que se puede apreciar en la fotografía superior.

Acudir rápidamente a nuestro servicio de veterinario de urgencias 24 horas en Palma de Mallorca impidió que el problema se agravara.

Por fortuna sólo se produjo unos pequeños cortes en la boca y debido al tamaño de la cuchilla optamos por un tratamiento conservativo mediante protectores de estomago e ingesta de espárragos, ya que gracias a la gran cantidad de fibra que posee y que los perros no pueden digerir, tienden a envolver los objetos duros que se encuentren en el estómago (huesos, metales punzantes, etc. ) evitando que se produzcan lesiones.
En este caso no fue necesaria la cirugía extractiva, pues tras un periodo de observación lo expulso envuelto en las fibras.Bob

Bob sigue alegre en su casa, pero dio un buen susto a su familia, que ha aprendido que cualquier cosa que esté a su alcance puede formar parte de su menú.

Recordad que no hay que dejar nada peligroso al alcance de los cachorros y en caso de sospechar que se ha tragado algún objeto, acudir urgentemente al veterinario.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Diagnostico de imagen[ Leer + ]

Servicio de hospitalización [Leer + ]


Gato con FUS ingresado en el servicio de veterinario de urgencias 24 horas de la Clinica vetreinaria sondureta


La alimentación de los gatos es un aspecto fundamental para que determinadas enfermedades no hagan mella en estos especiales felinos. Para bien o para mal es de primordial importancia y siempre debemos vigilar que nuestros sigilosos amigos tengan una dieta adecuada. Otra causa de enfermedad muy común en gatos son las derivadas por el estrés, cuyos síntomas a veces se pueden confundir. Pero… ¿qué pasa cuando hablamos de un gato callejero?

Hoy veremos el caso de Blanco un gato callejero de unos dos años, salvado por esos voluntarios con inmenso amor a los animales. A Blanco el estrés y la desnutrición le provocaron un desorden dando como resultado una larga estancia en nuestro servicio de hospitalización en cuidados intensivos.

A Blanco al igual que a su madre y hermanos los alimentaba un voluntario anónimo que todos los días, lloviera o hiciera sol, acudía a la parte trasera del taller en el que vivían. Los alimentaba, les hablaba, les daba cariño y amor. Un día el buen hombre no apareció. Sólo el hecho de haber fallecido evitó que pudiera volver a visitarlos y alimentarlos. La sensibilidad de “Blanco” le jugó una mala pasada y entró en un estado de estrés por separación que le impidió alimentarse correctamente. Dejó de comer y desarrolló una enfermedad llamada síndrome urológico felino (FUS), la cual impide a los gatos orinar y puede resultar en la muerte del animal.


En la imagen podemos distinguir bla bla bl abl bla abba`m jpjepojpoejpe

En la ecografía nº 1 se observa la mucosa muy engrosada y arrugada (mas de 10 mm ) con desprendimientos que son los que obstruyen la uretra de Blanco. Uns semana más tarde en la ecografía nº 2 la mucosa es más lisa, sin desprendimientos y con la inflamación reducida a la mitad


Reciben el nombre de FUS diversas enfermedades urinarias de los felinos, que causa irritación de la mucosa que recubre el interior de la vejiga y la uretra; provocando los diferentes síntomas que son característicos de esta patología: dificultad para orinar, presencia de sangre en la orina, e incluso en algunos casos, obstrucción total. Este proceso afecta por igual a machos y a hembras, aunque en los machos, por las características anatómicas de su sistema urinario, reviste mayor gravedad.

El FUS se produce muchas veces por precipitación y congregación de los cristales que se crean a partir de los materiales de desecho presentes en la orina y que habitualmente provienen de los componentes de alimentos y piensos de baja calidad. Pero también es muy común que aparezcan inflamaciones de la vejiga en situaciones de estrés.

Gato con FUS en la Clínica veterinaria Son DuretaBlanco llegó a la Clínica Veterinaria Son Dureta con un cuadro agudo de dolor, con la vejiga completamente inflamada, la uretra colapsada y también con un prolapso rectal producido por el esfuerzo al intentar orinar (El prolapso se produce cuando parte del recto sale al exterior por el esfínter). El primer paso del servicio de urgencias 24 horas de la Clínica Veterinaria Son Dureta fue realizar el diagnóstico por imagen, comprobando que si bien los intestinos estaban en buenas condiciones, la vejiga sufría una gran inflamación. Inmediatamente se pusieron manos a la obra para reducir el prolapso y sondar a “Blanco”, a la espera de los resultados de los análisis. Éstos demostraron que la cistitis que padecía no se debía a ninguna infección y tampoco aparecieron rastros de sedimento urinario (cristales), con lo que confirmaba estrés como principal causa. El diagnóstico fue cistitis idiopática por estrés y principio de lipidosis hepática por falta de alimento.

El tratamiento de Blanco consistió en su ingreso en nuestro servicio de cuidados intensivos con fluidoterapia y medicación intravenosa, sondarle el conducto urinario para que pudiera orinar junto con una buena alimentación blanda. También se le sometió a una intervención quirúrgica para la reducción del prolapso rectal Al mismo tiempo la dedicación de tiempo para él con juegos y mimos para que se sintiera otra vez cuidado y mimado, a lo que responde muy gratamente dado su estupendo carácter.

Blanco lleva dos ya semanas hospitalizado, porque a pesar de que está evolucionando favorablemente, es un proceso lento de recuperación y aun debe de permanecer sondado.

Los voluntarios corren con los gastos médicos de su propio bolsillo con la ayuda de algunos donativos de gente desinteresada.

Pero la principal preocupación es encontrar un hogar definitivo para blanco, para que cuando le demos el alta pueda ir con una familia ya que es un gato que necesita el cariño y cuidados imprescindibles para que no se vuelva a producir este episodio de estrés.

Al terminar este artículo Blanco ya ha sido dado de alta de UCI pasando a hospitalización normal. Sigue sin encontrar un hogar de adopción o acogida, si quieres colaborar económicamente o estás interesado en adoptarle sigue este enlace.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Diagnostico de imagen[ Leer + ]

Servicio de hospitalización [Leer + ]

En esta época del año debido a las condiciones de humedad y temperatura las garrapatas empiezan a ser un problema serio ya que infestan bosques y zonas de trasiego de ganado. Hay que estar muy alerta porque en algunos casos una sola garrapata puede causar infecciones parasitarias en la sangre muy graves como la babesia, anaplasma, etc.

Leer más

Jazz, el Jack Russel atacado por un perro de gran tamañoDesde la Clínica Veterinaria Son Dureta siempre intentamos inculcar la necesidad de socializar a nuestros perros desde que son cachorros ya que eso nos garantizará una mascota equilibrada de la cual podremos disfrutar plenamente.

Desgraciadamente no todo el mundo es consciente de que un perro equilibrado es un perro feliz y por desgracia hay dueños que poseen perros poco sociables y muy desequilibrados con la infundada creencia de que van a ser mejores guardianes.

Esta semana, para nuestra sección de urgencias veterinarias hemos seleccionado la historia de Jazz, un dicharachero Jack Russell que tiene como vecino a un perro de gran tamaño y con muy malas pulgas.

El perro atacado presentaba múltiples heridas que tuvo s que atender nuestro veterinario de urgencias 24 horas en la clínica veterinaria Son DuretaJazz acudió al servicio de urgencias veterinarias 24 horas de la Clínica Veterinaria Son Dureta en estado de shock, con múltiples heridas, algunas con muy mal aspecto y habiendo sangrado mucho. Su familia estaba visiblemente preocupada ya que Jazz es la alegría de la familia y lo habían rescatado de las fauces de un perro de raza grande: Jazz había sido atacado por el perro del vecino en el mismo portal de su casa al ir a saludarle.

Alguna de las heridas que suturamos en la Clínica Veterinaria Son Dureta a Jazz llegaban hasta el propio huesoEl perro que le atacó, es el típico perro de guarda de más de cincuenta kilos al que por desgracia nunca han socializado, pues mucha gente cree que un perro insociable es mejor guardián. Quienes afirman eso ignoran lo más básico del comportamiento de los perros: son animales sociales y está en su instinto natural defender a su “manada”, por lo que no necesitan potenciar nada. Lo único que consiguen con el aislamiento social es un perro desequilibrado cuyas muestras de agresividad son, la mayoría de veces, fruto del miedo. Con un perro así, es cuestión de tiempo tener un accidente como en el caso de Jazz.

Jazz cuando acudió al servicio de urgencias 24 horas de la clínica veterinaria Son Dureta presentaba las típicas heridas en los cuartos traseros de producidas tras ser atrapado mientras huía.Con Jazz, nada más entrar en nuestro servicio de urgencias veterinarias 24 horas, nuestra primera preocupación fue estabilizarlo y conocer el alcance de sus heridas. Muchas veces cuando un perro grande muerde a un perro pequeño existe el riesgo de lesiones internas por compresión, tales como costillas rotas, por punción (como los temidos neumotórax) o de hemorragias internas difíciles de detectar y que casi siempre obligan a cirugías de urgencia. Jazz presentaba mordeduras en el tórax de considerable profundidad y había perdido mucha sangre. La pérdida de sangre ocasiona hipotermia por lo que la temperatura es otra de las constantes que deben tenerse en cuenta.

Tras sedarlo y estabilizarlo, hicimos una serie de radiografías y ecografías en las que no se apreciaron más que algunas fisuras de poca importancia y no se encontraron roturas, por ese motivo se procedió a suturar las heridas abiertas.

Jazz estuvo en tratamiento hasta su total recuperación durante 5 semanas.

JAZZ-002Por fortuna Jazz ya está recuperado y lo más importante es que no ha perdido su simpatía, pues tras sufrir un ataque de este tipo es muy frecuente que un perro se vuelva desconfiado y temeroso. Ahora esperemos que los propietarios del otro perro hayan aprendido algo y hagan lo que se espera de unos dueños responsables y amantes de sus animales para educar, socializar y reducir la agresividad de su perro, porque esta vez llegamos a tiempo, pero otras veces y por desgracia, no siempre hemos tenido esa suerte.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Servicio de cirugía general [ Leer +]

Servicio de hospitalización [ Leer +]

Astilla en el ojo de una perra antes y despues de la intervención

Salir de paseo para un perro es fundamental y no solo para poder hacer sus necesidades fuera de casa, si no porque necesitan olisquear, marcar y comunicarse. También son muy necesarios para su esparcimiento y socialización con lo que obtenemos perros más equilibrados.

Esta semana describimos el caso de Duna, una perra lobo checo que tuvo un inevitable accidente en uno de sus paseos diarios por el bosque y que tuvimos que actuar en nuestro servicio de urgencias veterinarias 24 horas.

Primer plano de Duna, paciente de la Clínica Veterinaria Son DuretaSi los paseos podemos realizarlos en zonas donde podamos soltarnos sin ningún tipo de peligro para ellos, mucho mejor, porque su nivel de ejercicio e relación con el medio es optima. Duna, además pertenece a este tipo de razas que necesitan interactuar con la naturaleza y para ella, pasear por el bosque es parte de su esparcimiento vital, ya que además se relaciona con otros perros con los que ha formado una manada de juegos.

Pero en su último paseo tuvo un pequeño percance, quizás con una rama de la cual no se percató clavándose una astilla en el ojo.

Cualquier herida en el ojo es delicada y especialmente aquellas que son punzantes y perforan el ojo ocular. Una herida en el ojo mal curada puede significar una perdida substancial de visión y en algunos caso más graves la pérdida del globo ocular.

Duna y Nara, las dos perras son de la misma familia clientes de la Clínica Veterinaria Son Dureta

Duna, junta su “hemana” Nara (una samoyedo), ambas de la misma familia y con la que a diario va a pasear por el bosque del Castillo de Bellver.

Pero la suerte de Duna es que su familia siempre está muy atenta con lo que le pasa y se fijaron que después del paseo algo no funcionaba bien, que cerraba más de lo normal uno de sus ojos y acudieron al servicio de veterinario de urgencias de la Clínica Veterinaria Son Dureta.

Lo que pensaron que era simplemente una pequeña inflamación del párpado una vez en la clínica veterinaria Son Dureta descubrimos que era una pequeña astilla de madera clavada en ojo.

Este tipo de lesiones son muy dolorosas y exigen, antes de proceder a cualquier inspección del ojo, anestesiar al paciente. Para distinguir el alcance de la perforación se aplica además un líquido de contraste en la herida que hará que podamos ver su profundidad y que partes del globo ocular ha afectado. Una vez anestesiado se pone un separador especial para que sujete los parpados.

En el caso de Duna, como podemos apreciar en las fotografías la perforación alcanzo solo la cornea.

Ojo de Duna antes del accidente

Esperemos que pronto luzca de nuevo estos bonitos ojos color miel que la carcaterizan.

Las intervenciones oftalmológicas además de ser microcirugías, tienen la dificultad añadida de lo delicados que son los tejidos que conforman el globo ocular, con lo que toda precaución es poca.

Se le medicó con antiinflamatorios y analgésicos oftálmicos específicos, y para evitar infecciones se le administraron antibióticos.

Esperemos que en unas semanas Duna esté completamente recuperada y pueda lucir esos ojos color miel tan bonitos que tiene.

Artículos relacionados para saber más:

Urgencias veterinarias en Mallorca las 24 horas, 365 días al año. [Leer +]

Destacamos nuestros servicios clínicos [Leer +]

Cirugía general [Leer +]

La historia de Marcos en el servicio de Urgencias veterinarias 24 horas de la Clínica Veterinaria Son Dureta

En el servicio de urgencias veterinarias 24 horas de la Clínica Son Dureta nos llegan muchos casos a diario. Algunos de ellos son patologías que han esperado demasiado y otras son accidentes. Casi siempre son casos complicados que intentamos sacar adelante con la mayor profesionalidad posible y muchas veces son verdaderos retos de la medicina veterinaria y de los cuales, en ocasiones, hemos publicado artículos científicos en revistas especializadas.

Hoy no vamos a hablar de un caso especialmente difícil desde el punto de vista veterinario, sino de uno que nos ha emocionado profundamente tanto por el maravilloso carácter del perro que tratamos como el de las personas que desinteresadamente lo rescataron. Porque detrás de cada caso siempre hay emociones a flor de piel y, por desgracia, un animal que sufre.

La historia de Marcos es la historia de cualquier perro abandonado, de los miles que terminan injustamente en la jaula de una perrera, abandonados por sus dueños. Su historia hubiera acabado con el mismo trágico final que tantos otros si no fuera porque también hay gente buena que desinteresadamente se preocupa de esos animales que nadie quiere.

Perro atendido en el servicio de urgencias 24 horas de la Clínica Veterinaria Son DuretaA Marcos lo abandonaron en un estado lamentable de desnutrición e higiene y fue metido en una de esas jaulas municipales a la espera de que alguien se interesara por él. Pero Marcos no entendía muy bien lo que le estaba pasando y entró en una profunda depresión ya que había ido perdiendo el calor humano que tanto necesitan los perros y ahora se encontraba tras unos barrotes sin espacio ni compañeros para jugar. En consecuencia Marcos se abandono a sí mismo.

Marcos el día del alta

Tras unos días en la UVI este es el aspecto de Marcos el día que le dimos el alta

Desde el principio ya tenía un aspecto desaliñado y desnutrido pero tras su ingreso en la perrera dejó de comer y beber. Perdió el interés por todo y su vida se iba extinguiendo poco a poco. Incomprensiblemente su familia, que de cachorro lo había mimado con esmero, perdió el interés por él y lo abandonó a su suerte. Un futuro muy incierto le esperaba, como el de tantos otros perros abandonados por gente sin alma.

Al cabo de tan sólo tres días de estancia en la perrera el deterioro de su salud era tal que se temía lo peor y Marcos no era más que otro de esos cientos de la lista de espera que necesitan atención y a él le tocaba esperar que la burocracia, esa oxidada maquinaria de la administración, se pusiera en marcha. Poca cosa podían hacer en la perrera para que mejorara su estado. Y eso hubiera continuado así con un previsible y fatídico final si no hubiera sido por unos de esos abnegados voluntarios que van a la perrera municipal para intentar que la existencia de esos perros encarcelados injustamente sea un poco mejor y que luchan con todos los medios a su alcance para encontrar alguna solución y sacarlos de allí lo antes posible.

Marcos en su casaFue una casualidad que se interesaran por él. ¡Se parecía tanto a un perro desaparecido hace tiempo y al que sus dueños buscaban! Pero fue una falsa alarma. Marcos no llevaba chip y el perro al cual buscaban sí. Sin embargo, sus malas condiciones despertaron el interés por él y apelando a la humanidad de los responsables de la perrera aquellos voluntarios consiguieron acelerar el procedimiento de obtención de los permisos para que Marcos pudiera salir de allí y obtuviera los cuidados necesarios para pasar después a una casa de acogida. Fue entonces cuando lo trajeron a la Clínica Veterinaria Son Dureta.

Marcos entro en estado de shock en nuestro servicio de urgencias veterinarias. Tenía claros síntomas de hipotermia y procedimos a hacer una analítica que dio como resultado una infección no específica, positivo para varios parásitos en la coprología y lo más preocupante: niveles desorbitados de glucemia que hacían sospechar una diabetes. Fue ingresado en UVI con vía puesta para la administración de suero y medicación y sometido a controles analíticos cada 12 horas para confirmar o descartar la diabetes. La evolución fue espectacular, a las 24 horas ya se levantaba y comía solo y a las 48 pudimos descartar que fuera diabético.

El estrés y el miedo pueden hacer que los niveles de glucemia se disparen y eso fue lo que le ocurrió a Marcos.

En su hogar de acogida ha encontrado la mejor medicina: el cariño.

En su hogar de acogida ha encontrado la mejor medicina: el cariño.

Ya sólo le faltaba que alguien cuidara de él y le aportara ese calor humano tan necesario. Tras una sesión de higiene con un corte de pelo y un buen baño hidratante Marcos parecía otro perro. En las fotografías que ilustran este artículo podéis comprobarlo.

Ahora está en su casa de acogida descansando de todo el mal trago; ha recuperado las ganas de vivir ya que al fin alguien se vuelve a preocupar por él y ahora sólo espera a alguien que le adopte y le quiera ya que tiene un carácter magnífico.

La exposición de este caso no pretende otra cosa que despertar la conciencia en las personas sobre la tenencia responsable de mascotas y rendir un pequeño homenaje a todos los voluntarios y voluntarias anónimos que cada día dan su tiempo y su cariño a los más desvalidos, a los animales que han sido víctimas de los más bajos instintos de la condición humana.

NOTA:

Marcos y muchos perros como él necesitan ayuda, si quieres colaborar en el siguiente [ ENLACE ] encontrarás como hacerlo

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]
Destacamos nuestros servicios clínicos [Leer +]

Braco sobre la mesa de rayos

Algunos perros tienen la costumbre de tragarse todo cuanto encuentran, bien por glotonería, bien por ansiedad o por simple diversión. Con el tiempo muchos de estos perros desarrollan sensibilidad gástrica y si además le añadimos a la ecuación algún tipo de alergia, tenemos la combinación perfecta para que tengan cuadros de gastroenteritis aguda severa, lo cual les pone en serio peligro y son candidatos a las temibles torsiones, tanto de estomago como de intestino. En la urgencia de esta semana os describiremos el caso de un braco de Weimar, que ya ha tenido que ser atendido varias veces en el servicio de urgencias veterinarias 24 horas de la Clínica Veterinaria Son Dureta por problemas gástricos debida a sus costumbres de ingesta.

En la fotografía se aprecian las mu¡cosas del estómago muy inflamadasPrescott es un braco de Weimar tan juguetón como tontorrón, cuya pasión es jugar con piedras, trozos de madera, pelotas, trapos y todo lo que se ponga a tiro para pasárselo bomba. Lo que ocurre es que a veces alguno de estos juguetes acaba en su estómago. Prescott también tiene alergias alimentarias y sensibilidad gástrica.

Esta semana tuvo que ser atendido de nuevo en nuestro servicio de urgencias porque llevaba un día sin comer, apático, vomitando y con síntomas de dolor. Como no era la primera vez que ocurría y ya había sido ingresado por una gastroenteritis aguda debido una almendra que se había tragado y le había sentado mal, su familia acudió con celeridad a nuestra clínica.

Al cabo de dos días el estomago y los intestinos presentaban un aspecto más normalUno de los síntomas más evidentes de un perro con dolor abdominal (aparte de que puedan aparecer vómitos y diarreas) es que anda como encorvado e inquieto.

Prescott, aparte de los tres síntomas antes descritos, ya presentaba deshidratación y a la palpación se notaban los intestinos muy duros. Estos síntomas también son compatibles con una torsión gástrica con unaintestinal provocada por obstrucción de un cuerpo extraño. Ambas patologías son muy graves y requieren de cirugía de urgencia.

En estos casos el protocolo, además de la observación en la consulta y la palpación abdominal, consiste en hacer una serie de radiografías a Almendra que obstruia el intestinodiferentes horas para ver la evolución; si estas no presentan evidencias de un cuerpo extraño que obstruye, hay hacer una ecografía abdominal para saber a lo que nos enfrentamos y valorar la necesidad de cirugía.
Mientras tanto, se trata el dolor mediante medicación y la deshidratación mediante fluidoterapia intravenosa, que además servirá para enfrentarle a una posible intervención en mejores condiciones.

Conocíamos el historial clínico de Prescott, que hacía un mes escaso ya había sido ingresado con un cuadro similar a causa de una obstrucción intestinal por cuerpo extraño. Un cuerpo extraño que resultó ser una almendra de considerable tamaño que se había tragado y que tras la medicación que le hizo bajar la inflamación y le relajó los intestinos pudo expulsar por sí mismo.

En esta segunda ocasión había una evidente inflamación de la mucosa del estómago y un. En las radiografías, si bien se apreciaba la inflamación del estómago y la gran cantidad de gas en el intestino, no aparecía ningún objeto. Seguimos de nuevo el protocolo, pero en esta ocasión los síntomas desaparecieron sin expulsar nada.

RADIOGRAFIAS-SEGUNDA-URGENCIA-PRESCOT

Preguntamos al dueño y nos informó que se había acabado su pienso especial de componentes naturales que habitualmente toma, dado a que es un perro con alergias alimentarias y sensibilidad gástrica y le había dado momentáneamente otro que tenía a mano de menor calidad en espera de poder desplazarse para comprarlo.

La consecuencia: un cuadro de gastroenteritis aguda con dos días de hospitalización y varias radiografías. A partir de ahora seguro que Prescott no comerá otra cosa que no sea su pienso especial.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Servicio de cirugía general  [ Leer +]

Los problemas de comportamiento en un perro siempre son un quebradero de cabeza. Muchas veces por desconocimiento y otras debido al mal asesoramiento de uno de esos cientos de “adiestradores” que han proliferado y que por lo general están muy poco formados y mucho menos profesionalizados, llegamos a un callejón que nos parece sin salida. Para eso está vuestro veterinario y los servicios de etología que ofrecen algunas clínicas.

En la urgencia de la semana comentaremos el caso de una perra raza “Ca de bestiar” a la que un problema de ansiedad por separación la ha llevado a autolesionarse gravemente y veremos la importancia de tratar los casos de forma integral y multidisciplinar.

“Taca”, una perra de la raza “ca de bestiar”, muy simpática, sociable y a la que tratan con mucho mimo, padece un problema de ansiedad por separación que aún no se había tratado. Sus propietarios llamaron a nuestro número del servicio de urgencias veterinarias 24 horas de la Clínica Veterinaria Son Dureta informándonos que estaban de camino con su perra con lo que parecía ser una pata rota.

Les habían llamado de los servicios municipales de recogida de perros donde se encontraba “Taca” acogida tras ser encontrada herida en la calle y a través del microchip les pudieron localizar.

Rotura de cadera en un perroA primera vista parecía un atropello, pero tras la exploración de las lesiones, radiografías y ecografías, sospechamos que el atropello no fue tal, si no que había sido una caída desde cierta altura con la consecuencia de rotura de cadera y fémur.

El diagnóstico fue fractura del acetábulo derecho, fractura de pubis y fractura de cuerpo de isquion, es decir, una fractura múltiple de cadera, además presentaba varias laceraciones sin importancia. Esta lesión es típica en los perros de su tamaño (40 kg) que sufren caídas desde alturas considerables.

Su casa es una planta baja situada al borde de un terraplén; casi con toda seguridad y debido al problema de ansiedad por separación que padece, intentó salir de su hogar saltando un muro y precipitándose al vacío.

Aparte del shock por dolor y de la experiencia traumática de haber sido capturada por los servicios municipales y después confinada en una jaula, la perra, a priori, no presentaba ningún síntoma de lesión interna. No obstante, en estos casos, el protocolo dicta la hospitalización para estabilizar las constantes vitales del animal, monitorización y detección temprana de hemorragias internas subyacentes y posterior preparación para una cirugía. En los casos de trauma muy rara vez es aconsejable la intervención inmediata.

radiografía cadera perra

Después de que el equipo de traumatología evaluara cual sería la técnica y materiales más adecuados, se procedió a su operación. En las radiografías podemos apreciar el antes y el después de la intervención.

A día de hoy “Taca” está en periodo de convalecencia y ha empezado sus primeras sesiones de fisioterapia. Además, tras evaluar su caso de ansiedad por separación en nuestro servicio de etología, está siguiendo un programa de reeducación para solventar la causa que la condujo a tan grave lesión.

Con este caso se demuestra la importancia de tratar los casos de forma integral y multidisciplinar que es la forma en que los tratamos en la clínica veterinaria Son Dureta, ya que, aparte del servicio de urgencias veterinarias 24 horas, han intervenido el equipo de traumatología, el equipo de rehabilitación y por último el de etología, siendo este último el que podrá resolver el origen del problema.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Traumatología veterinaria  [Leer +]

Servicio de Etología veterinaria   [Leer +]

Servicio de Rehabilitación veterinaria   [Leer +]

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Picadura de una procesionaria atendida en el servicio de urgencias 24 horasde la clínica veterinaria Son Dureta

 

Estamos en época de procesionaria, esa oruga del pino que tantos accidentes provoca sobre todo en cachorros y perros curiosos que todo lo olisquean y tocan con la boca. No podemos bajar la guardia en nuestros paseos diarios y debemos evitar en lo posible las zonas de pinos hasta finales de marzo, mes en que ya termina la presencia de este peluda y venenosa oruga.
Lía, es una joven y simpática bóxer que siempre se mete en problemas debido a su extrema curiosidad (de ahí su nombre Lia, de “lianta”).

Sus dueños acudieron por la noche al servicio de urgencias veterinarias 24 horas de la Clínica Veterinaria Son Dureta, ya que la perra tenía mucho dolor y babeaba muchísimo.

Ante la gravedad de las quemaduras, típicas de un encuentro con procesionaria, tuvimos que hospitalizarla y tenerla en observación, además de medicarla adecuadamente por vía intravenosa, pues en estos casos es imposible la vía oral y es muy importante que el animal no se deshidrate ya que puede estar varios días sin poder beber ni comer.

Las lesiones que produce la procesionaria son de dos tipos: las directas por lo altamente corrosiva que es su sustancia tóxica provocando quemaduras de tipo químico y las producidas por la reacción alérgica local, pudiendo llegar a casos extremos de shock anafiláctico.

Las imágenes hablan por sí solas. En la foto podemos ver cuatro fases de las lesiones que le produjo principalmente en la lengua:

  1. La foto se tomo por la mañana 12 horas después del fatídico encuentro. Se pueden observar la gravedad de las quemaduras y la hinchazón que, aun habiendo pasado la noche con medicación intravenosa, persistía.
  2. A las 24 horas. La inflamación ya ha desaparecido casi por completo y Lia tiene menos dolor, con lo cual pudo empezar a alimentarse con comida blanda y beber. Las quemaduras siguen su evolución.
  3. A los 2 días. En las quemaduras se observan las partes  necrosadas de la lengua que se irá regenerando.
  4. A los 6 días. Algunas de las partes necrosadas se han ido cayendo, pero la lengua ya tiene un color normal. Seguramente quedarán cicatrices y su lengua sufrirá un ligero recorte.

Como podemos ver en toda esta secuencia las lesiones por contacto con procesionaria son graves y provocan mucho dolor. Acudir al veterinario en cuanto se produzcan mitigará el alcance de las consecuencias.

Afortunadamente Lia ya esta recuperada en su casa, aun con algunas pequeñas molestias que irán desapareciendo, pero ya puede comer, jugar y por supuesto volver a meterse en más líos.

[Nota. A la hora de redactar este artículo ya son 12 los casos de picadura por procesionaria que hemos atendido en nuestro servicio de urgencias veterinarias durante estas dos semanas del mes de marzo de 2014, con lo cual hay que seguir extremando las precauciones]

Artículos relacionados para saber más:

La procesionaria: un peligro para nuestros perros. [Leer +]

Urgencias veterinarias en Mallorca las 24 horas, 365 días al año. [Leer +]

Destacamos nuestros servicios clínicos [Leer +]