Entradas

Los largos paseos por la montaña son uno de los ejercicios preferidos de los perros, correr arriba y abajo en plena naturaleza parece que les dé un aporte extra de vitalidad. Sin embargo, hay épocas en las que hay que tomar precauciones, sobre todo con perros glotones y ése es el caso del otoño, en el que gran profusión de setas afloran a la superficie para deleite de muchos y problemas de otros.

Este es el caso de Pancho, un Beagle glotón de ocho años que vino a nuestro servicio de urgencias veterinarias con una intoxicación por setas.

Pancho y su familia, tras un largo paseo por el campo, regresaron a casa y a las pocas horas Pancho empezó a presentar un cuadro agudo de vómitos y diarreas hemorrágicas muy intensas que lo dejaron en estado de shock y tan débil que no podía sostenerse en pie.

Rápidamente lo trajeron al Servicio Veterinario de Urgencias de la Clínica Veterinaria Son Dureta. Pancho llegó con un shock hipovolémico, (falta de oxígeno en órganos y tejidos debido a la pérdida tan grande y aguda de líquidos y sangre) sus mucosas estaban muy pálidas, su pulso era débil y su temperatura corporal muy baja. Se realizaron analíticas, donde no se identificaron órganos internos dañados aunque las enzimas hepáticas estaban alteradas y por supuesto, las alteraciones del sistema digestivo asociadas a su estado.Beagle hospitalizado en la UCI de la Clínica Veterinaria Son Dureta

Pancho requería una actuación veterinaria intensiva y urgente, inmediatamente se administraron fluidos por vía intravenosa y una transfusión de plasma, con el objetivo de corregir su deshidratación, coagulación y restaurar su volumen de líquido circulante. Le aplicamos calor para recuperar su temperatura corporal y toda la medicación de apoyo necesaria para ayudar a su estómago e intestinos a recuperarse (protectores gástricos, antibióticos, analgésicos, protectores hepáticos y vitaminas).

En un principio tuvimos dudas sobre qué le había causado el problema aunque claramente sospechábamos una intoxicación, ya que aunque los cuidadores de Pancho no le habían visto comer nada en especial durante el paseo, nuestro pequeño Beagle había ido suelto. Sí sabían que había comido restos calientes de pescado y patatas que se les habían quemado, pero… ¿justificaba esto el estado tan grave en que ingresó Pancho? Pues bien, la respuesta nos la dio él mismo ya que vomitó gran cantidad de setas en la clínica. Confirmamos que en la zona donde habían paseado había multitud de setas venenosas y debido al apetito voraz de Pancho, éste las había ingerido.

Por desgracia, algunas setas venenosas tienen sabor dulzón y a pesar de su color llamativo, nada hace sospechar a los perros que son extremadamente venenosas

Tras cinco días de hospitalización en cuidados intensivos pudimos darle el alta hospitalaria y seguir en hogar con la medicación. Pancho se ha recuperado bien, ya vuelve a estar alegre, con ganas de pasear, y por supuesto de comer.
En Baleares podemos encontrar setas durante prácticamente todo el año, sin embargo en otoño y principios de invierno estos hongos emergen con gran fuerza y variedad. Debemos tener especial cuidado con nuestros animales y prevenir intoxicaciones ya que aunque muchos de ellos saben distinguir las setas venenosas de las comestibles, un pequeño error al igual que en los humanos, puede acarrear graves consecuencias.

La intoxicación por setas, al igual que en las personas puede dañar órganos como el hígado o los riñones y causar la muerte.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Transfusiones en perros [Leer + ]

Hospitalización  [Leer + ]

A veces dejamos a nuestros perros que jueguen con algunos objetos que en apariencia inofensivos pero que suponen un potencial peligro. Debemos ir con cuidado con algunos perros que se tragan todo cuanto pillan: palos, zapatillas viejas, peluches inadecuados o pelotas demasiado pequeñas. En definitiva, juguetes peligrosos.

Este es el caso de Milo, un paciente nuestro que es el típico Jack Rusell juguetón y dicharachero cuya pasión son las pelotas de goma, que llego a nuestro servicio de urgencias veterinarias con un cuadro digestivo grave.

Perro hospitalizado

Milo es un mestizo de Jack Russell de 6 años muy activo al que le encanta correr, jugar y las pelotas. Como todos los terrier, son perros de caza, tiene una energía desbordante y persigue todo lo que se mueve.

Cuando sus propietarios tuvieron que marcharse de viaje, Milo quedó al cuidado de una familia que posee una casa con terreno donde él disfruta comiendo algarrobas y jugando hasta la extenuación con otros perros.

Cuando su familia volvió del viaje, los cuidadores de Milo les comentaron que había vomitado varias veces, pero que lo veían bien, comía, estaba activo y no habían observado otros síntomas.

Tras una semana en su casa durante la cual estuvo vomitando diariamente y perdiendo peso de forma evidente, su preocupada familia decide no esperar más y traerlo al Servicio de Urgencias de la Clínica Veterinaria Son Dureta. Milo tenia dolor en su abdomen craneal, en el área del estómago, no se le podía palpar bien porque se ponía muy tenso, dificultando su exploración.

En estos casos es conveniente “echar un vistazo” y se decidió que la mejor manera es realizándole una radiografía. En ella se detectó una masa, en el área del antro pilórico (final del estómago), del propio estómago o del bazo. Como era es difícil distinguir sólo con la radiografía, se le realizó una ecografía y al fin se pudo descartar que la masa que aparecía en la imagen de la radiografía tuviera origen esplénico (del bazo). Lo que sí quedó patente es que había un cuerpo extraño en su estómago, no se distinguía de qué se trataba pero era esférico y de estructura mixta.

Finalmente se confirmó que Milo iba a necesitar una cirugía para extraer lo que había en su estómago. En la Clínica Veterinaria Son Dureta seguimos unos protocolos de cirugía que garantizan al máximo nuestro éxito, así que previamente realizamos analíticas para confirmar que podíamos entrar en quirófano con la mayor seguridad y garantías, como es preceptivo en cualquier operación.

Durante la intervención se consiguió extraer con éxito una pelota de goma, similar a una pelota de squach, pero de estructura más dura, alojada en el estómago y que había quedado atorada debido a sus dimensiones.Extracción de cuerpo extraño

 

Tras dos días de hospitalización en los que fue tratado con fluidoterapia y medicación, Milo empiezó a tolerar los alimentos sólidos y pudo ser dado de alta, yendo a su hogar para seguir con la convalecencia.

Debemos tener mucho cuidado con el tipo de juguetes que se dejan al alcance de nuestros queridos peludos, ya que por desgracia es demasiado frecuente que diferentes tipos de “cuerpos extraños” se extraigan del estómago e intestinos de nuestras mascotas, desde pelotas y juguetes de todas las formas hasta calcetines, trapos y ropa interior. En el caso de los gatos lo más común es que sean cuerpos lineales como hilos o cordeles.

Gracias a la rápida detección del problema en nuestro servicio de urgencias veterinarias 24 horas y a la posterior cirugía, Milo no tuvo complicaciones derivadas. Sin embargo, debemos saber que cuanto más tiempo pasa un cuerpo extraño en el sistema digestivo más frecuente es encontrar complicaciones asociadas tales como necrosis de la pared del estómago o los intestinos y peritonitis, las cuales pueden causar secuelas de por vida e incluso la muerte del paciente.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Diagnostico de imagen[ Leer + ]

Diagnostico de laboratorio [Leer + ]

Servicio de hospitalización [Leer + ]

RADIOGRAGRAFIA-ESROMAGO-BOXER-CON-DETALLE-CUCHILLA

Cuando se tienen cachorros o perros jóvenes que desarrollan la costumbre de mordisquear o comerse todo lo que encuentran a su paso (vicio que para ellos es divertido y para nosotros una autentica pesadilla) hay que extremar las precauciones y no dejar nada a su alcance que pueda resultar peligroso.
Esta costumbre suele desaparecer con la edad en perros equilibrados, pero hasta entonces hay que extremar las precauciones.

Hoy os presentamos la urgencia atendida en nuestro servicio de urgencias 24 horas de la Clínica Veterinaria Son Dureta, el caso de Bob, un cachorro de bóxer de 8 meses que se comió una cuchilla de afeitar, que afortunadamente no pasó de un gran susto por las circunstancias en que ocurrieron.

TROZO-CUCHILLAEn la fotografía podemos apreciar los restos del soporte de la cuchilla que mordió y se tragó. Estos los pudimos extraer de su boca sin necesidad de operar. Afortunadamente lo hizo después de comer y además, materialmente, trituró gran parte del metal, dejando el detalle que se puede apreciar en la fotografía superior.

Acudir rápidamente a nuestro servicio de veterinario de urgencias 24 horas en Palma de Mallorca impidió que el problema se agravara.

Por fortuna sólo se produjo unos pequeños cortes en la boca y debido al tamaño de la cuchilla optamos por un tratamiento conservativo mediante protectores de estomago e ingesta de espárragos, ya que gracias a la gran cantidad de fibra que posee y que los perros no pueden digerir, tienden a envolver los objetos duros que se encuentren en el estómago (huesos, metales punzantes, etc. ) evitando que se produzcan lesiones.
En este caso no fue necesaria la cirugía extractiva, pues tras un periodo de observación lo expulso envuelto en las fibras.Bob

Bob sigue alegre en su casa, pero dio un buen susto a su familia, que ha aprendido que cualquier cosa que esté a su alcance puede formar parte de su menú.

Recordad que no hay que dejar nada peligroso al alcance de los cachorros y en caso de sospechar que se ha tragado algún objeto, acudir urgentemente al veterinario.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Diagnostico de imagen[ Leer + ]

Servicio de hospitalización [Leer + ]

Jazz, el Jack Russel atacado por un perro de gran tamañoDesde la Clínica Veterinaria Son Dureta siempre intentamos inculcar la necesidad de socializar a nuestros perros desde que son cachorros ya que eso nos garantizará una mascota equilibrada de la cual podremos disfrutar plenamente.

Desgraciadamente no todo el mundo es consciente de que un perro equilibrado es un perro feliz y por desgracia hay dueños que poseen perros poco sociables y muy desequilibrados con la infundada creencia de que van a ser mejores guardianes.

Esta semana, para nuestra sección de urgencias veterinarias hemos seleccionado la historia de Jazz, un dicharachero Jack Russell que tiene como vecino a un perro de gran tamaño y con muy malas pulgas.

El perro atacado presentaba múltiples heridas que tuvo s que atender nuestro veterinario de urgencias 24 horas en la clínica veterinaria Son DuretaJazz acudió al servicio de urgencias veterinarias 24 horas de la Clínica Veterinaria Son Dureta en estado de shock, con múltiples heridas, algunas con muy mal aspecto y habiendo sangrado mucho. Su familia estaba visiblemente preocupada ya que Jazz es la alegría de la familia y lo habían rescatado de las fauces de un perro de raza grande: Jazz había sido atacado por el perro del vecino en el mismo portal de su casa al ir a saludarle.

Alguna de las heridas que suturamos en la Clínica Veterinaria Son Dureta a Jazz llegaban hasta el propio huesoEl perro que le atacó, es el típico perro de guarda de más de cincuenta kilos al que por desgracia nunca han socializado, pues mucha gente cree que un perro insociable es mejor guardián. Quienes afirman eso ignoran lo más básico del comportamiento de los perros: son animales sociales y está en su instinto natural defender a su “manada”, por lo que no necesitan potenciar nada. Lo único que consiguen con el aislamiento social es un perro desequilibrado cuyas muestras de agresividad son, la mayoría de veces, fruto del miedo. Con un perro así, es cuestión de tiempo tener un accidente como en el caso de Jazz.

Jazz cuando acudió al servicio de urgencias 24 horas de la clínica veterinaria Son Dureta presentaba las típicas heridas en los cuartos traseros de producidas tras ser atrapado mientras huía.Con Jazz, nada más entrar en nuestro servicio de urgencias veterinarias 24 horas, nuestra primera preocupación fue estabilizarlo y conocer el alcance de sus heridas. Muchas veces cuando un perro grande muerde a un perro pequeño existe el riesgo de lesiones internas por compresión, tales como costillas rotas, por punción (como los temidos neumotórax) o de hemorragias internas difíciles de detectar y que casi siempre obligan a cirugías de urgencia. Jazz presentaba mordeduras en el tórax de considerable profundidad y había perdido mucha sangre. La pérdida de sangre ocasiona hipotermia por lo que la temperatura es otra de las constantes que deben tenerse en cuenta.

Tras sedarlo y estabilizarlo, hicimos una serie de radiografías y ecografías en las que no se apreciaron más que algunas fisuras de poca importancia y no se encontraron roturas, por ese motivo se procedió a suturar las heridas abiertas.

Jazz estuvo en tratamiento hasta su total recuperación durante 5 semanas.

JAZZ-002Por fortuna Jazz ya está recuperado y lo más importante es que no ha perdido su simpatía, pues tras sufrir un ataque de este tipo es muy frecuente que un perro se vuelva desconfiado y temeroso. Ahora esperemos que los propietarios del otro perro hayan aprendido algo y hagan lo que se espera de unos dueños responsables y amantes de sus animales para educar, socializar y reducir la agresividad de su perro, porque esta vez llegamos a tiempo, pero otras veces y por desgracia, no siempre hemos tenido esa suerte.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Servicio de cirugía general [ Leer +]

Servicio de hospitalización [ Leer +]

Astilla en el ojo de una perra antes y despues de la intervención

Salir de paseo para un perro es fundamental y no solo para poder hacer sus necesidades fuera de casa, si no porque necesitan olisquear, marcar y comunicarse. También son muy necesarios para su esparcimiento y socialización con lo que obtenemos perros más equilibrados.

Esta semana describimos el caso de Duna, una perra lobo checo que tuvo un inevitable accidente en uno de sus paseos diarios por el bosque y que tuvimos que actuar en nuestro servicio de urgencias veterinarias 24 horas.

Primer plano de Duna, paciente de la Clínica Veterinaria Son DuretaSi los paseos podemos realizarlos en zonas donde podamos soltarnos sin ningún tipo de peligro para ellos, mucho mejor, porque su nivel de ejercicio e relación con el medio es optima. Duna, además pertenece a este tipo de razas que necesitan interactuar con la naturaleza y para ella, pasear por el bosque es parte de su esparcimiento vital, ya que además se relaciona con otros perros con los que ha formado una manada de juegos.

Pero en su último paseo tuvo un pequeño percance, quizás con una rama de la cual no se percató clavándose una astilla en el ojo.

Cualquier herida en el ojo es delicada y especialmente aquellas que son punzantes y perforan el ojo ocular. Una herida en el ojo mal curada puede significar una perdida substancial de visión y en algunos caso más graves la pérdida del globo ocular.

Duna y Nara, las dos perras son de la misma familia clientes de la Clínica Veterinaria Son Dureta

Duna, junta su “hemana” Nara (una samoyedo), ambas de la misma familia y con la que a diario va a pasear por el bosque del Castillo de Bellver.

Pero la suerte de Duna es que su familia siempre está muy atenta con lo que le pasa y se fijaron que después del paseo algo no funcionaba bien, que cerraba más de lo normal uno de sus ojos y acudieron al servicio de veterinario de urgencias de la Clínica Veterinaria Son Dureta.

Lo que pensaron que era simplemente una pequeña inflamación del párpado una vez en la clínica veterinaria Son Dureta descubrimos que era una pequeña astilla de madera clavada en ojo.

Este tipo de lesiones son muy dolorosas y exigen, antes de proceder a cualquier inspección del ojo, anestesiar al paciente. Para distinguir el alcance de la perforación se aplica además un líquido de contraste en la herida que hará que podamos ver su profundidad y que partes del globo ocular ha afectado. Una vez anestesiado se pone un separador especial para que sujete los parpados.

En el caso de Duna, como podemos apreciar en las fotografías la perforación alcanzo solo la cornea.

Ojo de Duna antes del accidente

Esperemos que pronto luzca de nuevo estos bonitos ojos color miel que la carcaterizan.

Las intervenciones oftalmológicas además de ser microcirugías, tienen la dificultad añadida de lo delicados que son los tejidos que conforman el globo ocular, con lo que toda precaución es poca.

Se le medicó con antiinflamatorios y analgésicos oftálmicos específicos, y para evitar infecciones se le administraron antibióticos.

Esperemos que en unas semanas Duna esté completamente recuperada y pueda lucir esos ojos color miel tan bonitos que tiene.

Artículos relacionados para saber más:

Urgencias veterinarias en Mallorca las 24 horas, 365 días al año. [Leer +]

Destacamos nuestros servicios clínicos [Leer +]

Cirugía general [Leer +]

Braco sobre la mesa de rayos

Algunos perros tienen la costumbre de tragarse todo cuanto encuentran, bien por glotonería, bien por ansiedad o por simple diversión. Con el tiempo muchos de estos perros desarrollan sensibilidad gástrica y si además le añadimos a la ecuación algún tipo de alergia, tenemos la combinación perfecta para que tengan cuadros de gastroenteritis aguda severa, lo cual les pone en serio peligro y son candidatos a las temibles torsiones, tanto de estomago como de intestino. En la urgencia de esta semana os describiremos el caso de un braco de Weimar, que ya ha tenido que ser atendido varias veces en el servicio de urgencias veterinarias 24 horas de la Clínica Veterinaria Son Dureta por problemas gástricos debida a sus costumbres de ingesta.

En la fotografía se aprecian las mu¡cosas del estómago muy inflamadasPrescott es un braco de Weimar tan juguetón como tontorrón, cuya pasión es jugar con piedras, trozos de madera, pelotas, trapos y todo lo que se ponga a tiro para pasárselo bomba. Lo que ocurre es que a veces alguno de estos juguetes acaba en su estómago. Prescott también tiene alergias alimentarias y sensibilidad gástrica.

Esta semana tuvo que ser atendido de nuevo en nuestro servicio de urgencias porque llevaba un día sin comer, apático, vomitando y con síntomas de dolor. Como no era la primera vez que ocurría y ya había sido ingresado por una gastroenteritis aguda debido una almendra que se había tragado y le había sentado mal, su familia acudió con celeridad a nuestra clínica.

Al cabo de dos días el estomago y los intestinos presentaban un aspecto más normalUno de los síntomas más evidentes de un perro con dolor abdominal (aparte de que puedan aparecer vómitos y diarreas) es que anda como encorvado e inquieto.

Prescott, aparte de los tres síntomas antes descritos, ya presentaba deshidratación y a la palpación se notaban los intestinos muy duros. Estos síntomas también son compatibles con una torsión gástrica con unaintestinal provocada por obstrucción de un cuerpo extraño. Ambas patologías son muy graves y requieren de cirugía de urgencia.

En estos casos el protocolo, además de la observación en la consulta y la palpación abdominal, consiste en hacer una serie de radiografías a Almendra que obstruia el intestinodiferentes horas para ver la evolución; si estas no presentan evidencias de un cuerpo extraño que obstruye, hay hacer una ecografía abdominal para saber a lo que nos enfrentamos y valorar la necesidad de cirugía.
Mientras tanto, se trata el dolor mediante medicación y la deshidratación mediante fluidoterapia intravenosa, que además servirá para enfrentarle a una posible intervención en mejores condiciones.

Conocíamos el historial clínico de Prescott, que hacía un mes escaso ya había sido ingresado con un cuadro similar a causa de una obstrucción intestinal por cuerpo extraño. Un cuerpo extraño que resultó ser una almendra de considerable tamaño que se había tragado y que tras la medicación que le hizo bajar la inflamación y le relajó los intestinos pudo expulsar por sí mismo.

En esta segunda ocasión había una evidente inflamación de la mucosa del estómago y un. En las radiografías, si bien se apreciaba la inflamación del estómago y la gran cantidad de gas en el intestino, no aparecía ningún objeto. Seguimos de nuevo el protocolo, pero en esta ocasión los síntomas desaparecieron sin expulsar nada.

RADIOGRAFIAS-SEGUNDA-URGENCIA-PRESCOT

Preguntamos al dueño y nos informó que se había acabado su pienso especial de componentes naturales que habitualmente toma, dado a que es un perro con alergias alimentarias y sensibilidad gástrica y le había dado momentáneamente otro que tenía a mano de menor calidad en espera de poder desplazarse para comprarlo.

La consecuencia: un cuadro de gastroenteritis aguda con dos días de hospitalización y varias radiografías. A partir de ahora seguro que Prescott no comerá otra cosa que no sea su pienso especial.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Servicio de cirugía general  [ Leer +]

Los problemas de comportamiento en un perro siempre son un quebradero de cabeza. Muchas veces por desconocimiento y otras debido al mal asesoramiento de uno de esos cientos de “adiestradores” que han proliferado y que por lo general están muy poco formados y mucho menos profesionalizados, llegamos a un callejón que nos parece sin salida. Para eso está vuestro veterinario y los servicios de etología que ofrecen algunas clínicas.

En la urgencia de la semana comentaremos el caso de una perra raza “Ca de bestiar” a la que un problema de ansiedad por separación la ha llevado a autolesionarse gravemente y veremos la importancia de tratar los casos de forma integral y multidisciplinar.

“Taca”, una perra de la raza “ca de bestiar”, muy simpática, sociable y a la que tratan con mucho mimo, padece un problema de ansiedad por separación que aún no se había tratado. Sus propietarios llamaron a nuestro número del servicio de urgencias veterinarias 24 horas de la Clínica Veterinaria Son Dureta informándonos que estaban de camino con su perra con lo que parecía ser una pata rota.

Les habían llamado de los servicios municipales de recogida de perros donde se encontraba “Taca” acogida tras ser encontrada herida en la calle y a través del microchip les pudieron localizar.

Rotura de cadera en un perroA primera vista parecía un atropello, pero tras la exploración de las lesiones, radiografías y ecografías, sospechamos que el atropello no fue tal, si no que había sido una caída desde cierta altura con la consecuencia de rotura de cadera y fémur.

El diagnóstico fue fractura del acetábulo derecho, fractura de pubis y fractura de cuerpo de isquion, es decir, una fractura múltiple de cadera, además presentaba varias laceraciones sin importancia. Esta lesión es típica en los perros de su tamaño (40 kg) que sufren caídas desde alturas considerables.

Su casa es una planta baja situada al borde de un terraplén; casi con toda seguridad y debido al problema de ansiedad por separación que padece, intentó salir de su hogar saltando un muro y precipitándose al vacío.

Aparte del shock por dolor y de la experiencia traumática de haber sido capturada por los servicios municipales y después confinada en una jaula, la perra, a priori, no presentaba ningún síntoma de lesión interna. No obstante, en estos casos, el protocolo dicta la hospitalización para estabilizar las constantes vitales del animal, monitorización y detección temprana de hemorragias internas subyacentes y posterior preparación para una cirugía. En los casos de trauma muy rara vez es aconsejable la intervención inmediata.

radiografía cadera perra

Después de que el equipo de traumatología evaluara cual sería la técnica y materiales más adecuados, se procedió a su operación. En las radiografías podemos apreciar el antes y el después de la intervención.

A día de hoy “Taca” está en periodo de convalecencia y ha empezado sus primeras sesiones de fisioterapia. Además, tras evaluar su caso de ansiedad por separación en nuestro servicio de etología, está siguiendo un programa de reeducación para solventar la causa que la condujo a tan grave lesión.

Con este caso se demuestra la importancia de tratar los casos de forma integral y multidisciplinar que es la forma en que los tratamos en la clínica veterinaria Son Dureta, ya que, aparte del servicio de urgencias veterinarias 24 horas, han intervenido el equipo de traumatología, el equipo de rehabilitación y por último el de etología, siendo este último el que podrá resolver el origen del problema.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Traumatología veterinaria  [Leer +]

Servicio de Etología veterinaria   [Leer +]

Servicio de Rehabilitación veterinaria   [Leer +]

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Picadura de una procesionaria atendida en el servicio de urgencias 24 horasde la clínica veterinaria Son Dureta

 

Estamos en época de procesionaria, esa oruga del pino que tantos accidentes provoca sobre todo en cachorros y perros curiosos que todo lo olisquean y tocan con la boca. No podemos bajar la guardia en nuestros paseos diarios y debemos evitar en lo posible las zonas de pinos hasta finales de marzo, mes en que ya termina la presencia de este peluda y venenosa oruga.
Lía, es una joven y simpática bóxer que siempre se mete en problemas debido a su extrema curiosidad (de ahí su nombre Lia, de “lianta”).

Sus dueños acudieron por la noche al servicio de urgencias veterinarias 24 horas de la Clínica Veterinaria Son Dureta, ya que la perra tenía mucho dolor y babeaba muchísimo.

Ante la gravedad de las quemaduras, típicas de un encuentro con procesionaria, tuvimos que hospitalizarla y tenerla en observación, además de medicarla adecuadamente por vía intravenosa, pues en estos casos es imposible la vía oral y es muy importante que el animal no se deshidrate ya que puede estar varios días sin poder beber ni comer.

Las lesiones que produce la procesionaria son de dos tipos: las directas por lo altamente corrosiva que es su sustancia tóxica provocando quemaduras de tipo químico y las producidas por la reacción alérgica local, pudiendo llegar a casos extremos de shock anafiláctico.

Las imágenes hablan por sí solas. En la foto podemos ver cuatro fases de las lesiones que le produjo principalmente en la lengua:

  1. La foto se tomo por la mañana 12 horas después del fatídico encuentro. Se pueden observar la gravedad de las quemaduras y la hinchazón que, aun habiendo pasado la noche con medicación intravenosa, persistía.
  2. A las 24 horas. La inflamación ya ha desaparecido casi por completo y Lia tiene menos dolor, con lo cual pudo empezar a alimentarse con comida blanda y beber. Las quemaduras siguen su evolución.
  3. A los 2 días. En las quemaduras se observan las partes  necrosadas de la lengua que se irá regenerando.
  4. A los 6 días. Algunas de las partes necrosadas se han ido cayendo, pero la lengua ya tiene un color normal. Seguramente quedarán cicatrices y su lengua sufrirá un ligero recorte.

Como podemos ver en toda esta secuencia las lesiones por contacto con procesionaria son graves y provocan mucho dolor. Acudir al veterinario en cuanto se produzcan mitigará el alcance de las consecuencias.

Afortunadamente Lia ya esta recuperada en su casa, aun con algunas pequeñas molestias que irán desapareciendo, pero ya puede comer, jugar y por supuesto volver a meterse en más líos.

[Nota. A la hora de redactar este artículo ya son 12 los casos de picadura por procesionaria que hemos atendido en nuestro servicio de urgencias veterinarias durante estas dos semanas del mes de marzo de 2014, con lo cual hay que seguir extremando las precauciones]

Artículos relacionados para saber más:

La procesionaria: un peligro para nuestros perros. [Leer +]

Urgencias veterinarias en Mallorca las 24 horas, 365 días al año. [Leer +]

Destacamos nuestros servicios clínicos [Leer +]

URGENCIA-DE-LA-SEMANA-ENTRADA-BLOG

En el servicio de Urgencias Veterinarias 24 horas de la Clínica Veterinaria Son Dureta tenemos a diario casos curiosos y los hay que se repiten con cierta frecuencia. Muchos son producto de accidentes domésticos, otros ocurren durante el paseo y algunos, sobre todo en cachorros, son fruto de esa curiosidad innata que tienen nuestros peludos amigos.

Estas urgencias, algunas leves y otras graves, tienen interés general para quienes tenemos mascotas ya que conociéndolas quizás podamos evitar algunas de ellas y en caso de que ocurran hay varias cosas que deberíamos saber a la hora de administrar los primeros auxilios y trasladar a nuestro perro o gato a la clínica veterinaria en las mejores condiciones.

Para que conozcáis estos casos de urgencias veterinarias, hemos creado en nuestro Blog una sección con fines educativos llamada “La Urgencia de la Semana”.

En ella iremos describiendo los casos más curiosos e interesantes que vamos atendiendo en nuestra clínica y nos ayudaran a conocer más sobre nuestras mascotas. También os animamos a que interactuéis, nos planteéis vuestras dudas y hagáis vuestros comentarios.

Artículos relacionados para saber más:

Urgencias veterinarias en Mallorca las 24 horas, 365 días al año. [Leer +]

Destacamos nuestros servicios clínicos [Leer +]