Entradas

A veces dejamos a nuestros perros que jueguen con algunos objetos que en apariencia inofensivos pero que suponen un potencial peligro. Debemos ir con cuidado con algunos perros que se tragan todo cuanto pillan: palos, zapatillas viejas, peluches inadecuados o pelotas demasiado pequeñas. En definitiva, juguetes peligrosos.

Este es el caso de Milo, un paciente nuestro que es el típico Jack Rusell juguetón y dicharachero cuya pasión son las pelotas de goma, que llego a nuestro servicio de urgencias veterinarias con un cuadro digestivo grave.

Perro hospitalizado

Milo es un mestizo de Jack Russell de 6 años muy activo al que le encanta correr, jugar y las pelotas. Como todos los terrier, son perros de caza, tiene una energía desbordante y persigue todo lo que se mueve.

Cuando sus propietarios tuvieron que marcharse de viaje, Milo quedó al cuidado de una familia que posee una casa con terreno donde él disfruta comiendo algarrobas y jugando hasta la extenuación con otros perros.

Cuando su familia volvió del viaje, los cuidadores de Milo les comentaron que había vomitado varias veces, pero que lo veían bien, comía, estaba activo y no habían observado otros síntomas.

Tras una semana en su casa durante la cual estuvo vomitando diariamente y perdiendo peso de forma evidente, su preocupada familia decide no esperar más y traerlo al Servicio de Urgencias de la Clínica Veterinaria Son Dureta. Milo tenia dolor en su abdomen craneal, en el área del estómago, no se le podía palpar bien porque se ponía muy tenso, dificultando su exploración.

En estos casos es conveniente “echar un vistazo” y se decidió que la mejor manera es realizándole una radiografía. En ella se detectó una masa, en el área del antro pilórico (final del estómago), del propio estómago o del bazo. Como era es difícil distinguir sólo con la radiografía, se le realizó una ecografía y al fin se pudo descartar que la masa que aparecía en la imagen de la radiografía tuviera origen esplénico (del bazo). Lo que sí quedó patente es que había un cuerpo extraño en su estómago, no se distinguía de qué se trataba pero era esférico y de estructura mixta.

Finalmente se confirmó que Milo iba a necesitar una cirugía para extraer lo que había en su estómago. En la Clínica Veterinaria Son Dureta seguimos unos protocolos de cirugía que garantizan al máximo nuestro éxito, así que previamente realizamos analíticas para confirmar que podíamos entrar en quirófano con la mayor seguridad y garantías, como es preceptivo en cualquier operación.

Durante la intervención se consiguió extraer con éxito una pelota de goma, similar a una pelota de squach, pero de estructura más dura, alojada en el estómago y que había quedado atorada debido a sus dimensiones.Extracción de cuerpo extraño

 

Tras dos días de hospitalización en los que fue tratado con fluidoterapia y medicación, Milo empiezó a tolerar los alimentos sólidos y pudo ser dado de alta, yendo a su hogar para seguir con la convalecencia.

Debemos tener mucho cuidado con el tipo de juguetes que se dejan al alcance de nuestros queridos peludos, ya que por desgracia es demasiado frecuente que diferentes tipos de “cuerpos extraños” se extraigan del estómago e intestinos de nuestras mascotas, desde pelotas y juguetes de todas las formas hasta calcetines, trapos y ropa interior. En el caso de los gatos lo más común es que sean cuerpos lineales como hilos o cordeles.

Gracias a la rápida detección del problema en nuestro servicio de urgencias veterinarias 24 horas y a la posterior cirugía, Milo no tuvo complicaciones derivadas. Sin embargo, debemos saber que cuanto más tiempo pasa un cuerpo extraño en el sistema digestivo más frecuente es encontrar complicaciones asociadas tales como necrosis de la pared del estómago o los intestinos y peritonitis, las cuales pueden causar secuelas de por vida e incluso la muerte del paciente.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Diagnostico de imagen[ Leer + ]

Diagnostico de laboratorio [Leer + ]

Servicio de hospitalización [Leer + ]

Braco sobre la mesa de rayos

Algunos perros tienen la costumbre de tragarse todo cuanto encuentran, bien por glotonería, bien por ansiedad o por simple diversión. Con el tiempo muchos de estos perros desarrollan sensibilidad gástrica y si además le añadimos a la ecuación algún tipo de alergia, tenemos la combinación perfecta para que tengan cuadros de gastroenteritis aguda severa, lo cual les pone en serio peligro y son candidatos a las temibles torsiones, tanto de estomago como de intestino. En la urgencia de esta semana os describiremos el caso de un braco de Weimar, que ya ha tenido que ser atendido varias veces en el servicio de urgencias veterinarias 24 horas de la Clínica Veterinaria Son Dureta por problemas gástricos debida a sus costumbres de ingesta.

En la fotografía se aprecian las mu¡cosas del estómago muy inflamadasPrescott es un braco de Weimar tan juguetón como tontorrón, cuya pasión es jugar con piedras, trozos de madera, pelotas, trapos y todo lo que se ponga a tiro para pasárselo bomba. Lo que ocurre es que a veces alguno de estos juguetes acaba en su estómago. Prescott también tiene alergias alimentarias y sensibilidad gástrica.

Esta semana tuvo que ser atendido de nuevo en nuestro servicio de urgencias porque llevaba un día sin comer, apático, vomitando y con síntomas de dolor. Como no era la primera vez que ocurría y ya había sido ingresado por una gastroenteritis aguda debido una almendra que se había tragado y le había sentado mal, su familia acudió con celeridad a nuestra clínica.

Al cabo de dos días el estomago y los intestinos presentaban un aspecto más normalUno de los síntomas más evidentes de un perro con dolor abdominal (aparte de que puedan aparecer vómitos y diarreas) es que anda como encorvado e inquieto.

Prescott, aparte de los tres síntomas antes descritos, ya presentaba deshidratación y a la palpación se notaban los intestinos muy duros. Estos síntomas también son compatibles con una torsión gástrica con unaintestinal provocada por obstrucción de un cuerpo extraño. Ambas patologías son muy graves y requieren de cirugía de urgencia.

En estos casos el protocolo, además de la observación en la consulta y la palpación abdominal, consiste en hacer una serie de radiografías a Almendra que obstruia el intestinodiferentes horas para ver la evolución; si estas no presentan evidencias de un cuerpo extraño que obstruye, hay hacer una ecografía abdominal para saber a lo que nos enfrentamos y valorar la necesidad de cirugía.
Mientras tanto, se trata el dolor mediante medicación y la deshidratación mediante fluidoterapia intravenosa, que además servirá para enfrentarle a una posible intervención en mejores condiciones.

Conocíamos el historial clínico de Prescott, que hacía un mes escaso ya había sido ingresado con un cuadro similar a causa de una obstrucción intestinal por cuerpo extraño. Un cuerpo extraño que resultó ser una almendra de considerable tamaño que se había tragado y que tras la medicación que le hizo bajar la inflamación y le relajó los intestinos pudo expulsar por sí mismo.

En esta segunda ocasión había una evidente inflamación de la mucosa del estómago y un. En las radiografías, si bien se apreciaba la inflamación del estómago y la gran cantidad de gas en el intestino, no aparecía ningún objeto. Seguimos de nuevo el protocolo, pero en esta ocasión los síntomas desaparecieron sin expulsar nada.

RADIOGRAFIAS-SEGUNDA-URGENCIA-PRESCOT

Preguntamos al dueño y nos informó que se había acabado su pienso especial de componentes naturales que habitualmente toma, dado a que es un perro con alergias alimentarias y sensibilidad gástrica y le había dado momentáneamente otro que tenía a mano de menor calidad en espera de poder desplazarse para comprarlo.

La consecuencia: un cuadro de gastroenteritis aguda con dos días de hospitalización y varias radiografías. A partir de ahora seguro que Prescott no comerá otra cosa que no sea su pienso especial.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Servicio de cirugía general  [ Leer +]