Entradas

CABECERA-CACHORRO-NAVIDAD

Ahora que se acercan las fiestas navideñas es muy típico el regalo de una mascota, principalmente perros, y aunque todos los expertos recomendamos que la entrada en el hogar de un perro debe de ser una decisión muy meditada y no fruto de un impulso, es casi inevitable que aparezca bajo más de un árbol de navidad o que los reyes traigan un nuevo amigo peludo.

En este artículo pretendemos que, si estamos dispuestos a hacernos con un cachorro en navidad, lo hagamos de la mejor manera posible.

Antes de adquirir o adoptar un perro (ya hablaremos más adelante de las diferentes opciones) tenemos que plantearnos seriamente si de verdad estamos dispuestos a aceptar todas las responsabilidades de introducir un nuevo miembro en la familia que va a ser muy peculiar que, además de comida, agua, paseos y cuidados sanitarios, lo que más necesitará es el contacto con su familia (nosotros) y una educación. Eso no podemos olvidarlo nunca y va ser la base de una convivencia feliz.

CACHORRO-NAVIDAD

Recientes estudios han demostrado que el perro esta mejor capacitado para comunicarse y realizar asociaciones de ideas más parecidas a los humanos que los propios primates debido a la convivencia durante tantos milenios con el ser humano. Eso es lo que le hace tan especial a los perros: su apego al ser humano.

Con ello queremos decir que el perro, una vez entre en nuestra familia, va a necesitar integrase en ella con todas las consecuencias que ello conlleva, todos los miembros de la familia deben implicarse, y va depender de nosotros durante toda su vida, que puede alargarse en algunos casos más allá de los quince años.

Y van a ser quince años con todas sus etapas: niñez, pubertad, juventud, edad adulta y vejez; con todas y cada una de las necesidades y retos que supone.CACHORRO-NAVIDAD-2

Otra cuestión a tener en cuenta es la composición de la familia, su estilo de vida, sus planes futuros: ¿hay niños en casa? ¿Qué edad tienen? ¿En un futuro va haber más niños? ¿Tenemos mucha vida social? ¿Viajamos mucho? ¿Somos activos o por el contrario más sedentarios?

Todas estas preguntas condicionaran no solo si encajará un perro en nuestra familia, si no que tipo de perro necesitamos.

Una pregunta clásica que recibimos es ¿Qué perro es apto para niños? Nosotros siempre contestamos que la pregunta está mal planteada, que la pregunta correcta es ¿Qué niño es apto para perros?

Por lo general si hay niños con edades comprendidas entre los dos y cuatro años, no es recomendable tener un cachorro ya que este puede sufrir daños por mal manejo de los pequeños y además pueden que condicionar su comportamiento de adulto con respecto a los niños.

CACHORRO-NAVIDAD-3

¿Adulto o cachorro?

Un cachorro a priori puede parecer la mejor opción si queremos disfrutar de una etapa muy divertida de su vida: los cachorros son muy juguetones, muy fácilmente adaptables, fáciles de educar y podemos establecer las improntas necesarias para que se adapte mejor a nuestro estilo de vida.

Por el contrario el cachorro tiene el inconveniente que en esa etapa necesita de mayores cuidados, más dedicación, más tiempo invertido en su educación y más visitas al veterinario. Además, se puede lesionar fácilmente por una actividad inadecuada o una mala manipulación.

 

CACHORRO-NAVIDAD-4

Se tiende a pensar que los cachorros de razas grandes son más resistentes. Nada más lejos de la realidad: la alimentación y los cuidados influyen mucho más en su crecimiento de forma sana y son más propensos a lesiones que tendrán consecuencias más graves en su edad adulta.

Un perro adulto tiene la ventaja de que podemos obtener un ejemplar que muy pocas sorpresas nos va a dar en cuanto a la aparición de enfermedades congénitas y podemos obtener un perro ya educado que es una buena solución para los menos expertos y para hogares donde hay niños pequeños ya que será más difícil que le puedan provocar lesiones.

Sin embargo si bien en la elección de un cachorro es conveniente la ayuda de un experto, en elección de un perro adulto hace imprescindible la intervención de un experto (nuestro veterinario) para que evalúe su carácter, su salud y si se adaptará a nuestras expectativas.

¿Qué raza?

Si miramos en la literatura cada experto en una raza nos dará las excelencias de esa raza: que si es muy guardián, muy apegado a la familia, que si es muy buenos con los niños, que si muy tranquilo en casa etc.

Todo ello, por lo general, es más fruto de una visión subjetiva de la raza favorita de quien escribe sobre ella que de la realidad, porque muchas de esas aptitudes son inherentes a la especie canina en general y su comportamiento dependerá en gran media de su educación y lo que llamamos socialización.

CACHORRO-NAVIDAD-5

Pero no cabe duda que en cada raza (los criados bajo criterios de responsabilidad en la que se ha tenido en cuenta en la selección de ejemplares equilibrados) podemos encontrar aptitudes innatas para desarrollar ciertas tareas ya que las razas originariamente son fruto de una selección para fijar características útiles a ciertos menesteres y que, a través de una buena educación podemos potenciar o encauzar a nuestras necesidades.

Si, por ejemplo elegimos un Braco de Weimar, no podremos pretender que sea un perro que este echado todo el tiempo sobre una alfombra delante de una chimenea sin antes haberle dado su sesión de ejercicio intenso varias veces al día: el braco es un autentico atleta que necesita de mucho ejercicio.

Por contrario, un Bulldog se adaptará mejor a personas más sedentarias y a los niños por su carácter juguetón pero no podemos pretender que practique deporte con nosotros o haga largas excursiones por la montaña. Es un perro con una gran predisposición a sufrir problemas ortopédicos y neurológicos que si se incita a hacer esfuerzos tenemos garantizada una patología en muchas ocasiones bastante grave.

Al final, la elección de una raza en particular será cuestión sobre todo de gustos personales al que debería añadirse el criterio de nuestro estilo de vida.

Los parásitos externos ocupan una parte importante en los malestares de nuestras mascotas, provocando picores, transmitiéndoles enfermedades, provocándoles alergias, mal estar general con aspecto descuidado del pelaje y una situación desagradable en nuestro entorno.

Entre los parásitos más comunes se encuentran las pulgas que, por estas fechas veraniegas, proliferan debido a la climatología favorable por el aumento de las temperaturas y la humedad relativa. Usan nuestras mascotas alimentándose de su sangre diariamente para su desarrollo y multiplicación.

Vista microscópica de una pulga adulta

El clico de vida de una pulga comienza 2 días después de la llegada de la hembra a un huésped (perro o gato), poniendo los huevos (hasta 50 diarios) sobre nuestra mascota. Los huevos caen en su mayoría al medio, eclosionando cuando las condiciones son óptimas. En el momento de la eclosión salen las larvas que, durante pocas semanas conformarán las pupas y esperarán el momento óptimo para comenzar un nuevo ciclo como pulga adulta. Estos estadios se realizan cerca del animal hospedero (mascota) y tienen como media un tiempo de duración de 21 a 28 días, pudiendo alargarse en época de invierno hasta 140 días. La media de vida durante su etapa adulta es de 1 a 3 semanas aunque puede llegar a vivir hasta 160 días, necesitando de una ingesta diaria de sangre. La calefacción central, las moquetas, las camas, los muebles de tela y demás son condiciones favorables para el desarrollo de los diferentes estadios.

Otro dato a tener en cuenta es que solo el 5 % son pulgas adultas y pueden ser vistas en el animal o en sus alrededores, el resto estará en alguno de los estadios de desarrollo y están escondidas en las grietas, telas o los sitios oscuros del entorno. Por ello no solo debemos ceñirnos a la desparasitación externa del animal, también la higiene y desinfección de su entorno.

Entre los principales daños que pueden causar en nuestra mascota tenemos:

  •  El prurito (se rasca) provocando autolesiones, en zona sacra principalmente.
  • Lesiones cutáneas con pelaje opaco y aspecto desaliñado.
  •  Respuesta inmunológica por alergia a la saliva de la pulga (principalmente en base de la cola). Estas reacciones alérgicas son muy frecuentes.
  •  Molestias en casa ya que en ciertos momentos pueden llegar a picarnos, principalmente a los niños, pudiendo provocar dermatitis
  • Provocan afecciones secundarias como la parasitosis interna por tenias (dipylidium caninum) entre otras. Lo que provoca picores en el ano observándose en ocasiones el parásito en las heces, con un aspecto parecido a tiras de semillas de pepino.

Lesiones típicas provocadas por alergia a la pulga en un perro

Combatir la infestación por pulgas es muy difícil pero no imposible, solo debemos ser cautos y anticiparnos a un posible problema. Lo mejor es la prevención.

Las claves para evitar las infestaciones masivas de estos parásitos tan dañinos y molestos es tener unas pautas higiénicas en el hogar y en el entorno del animal (uso de aspiradora, desinfectantes, etc.) así como realizar desparasitaciones periódicas a la mascota y sus alrededores además mantener cuidado su pelaje, realizando baños periódicos y peinados cotidianos.

La lucha directa contra el parásito se realiza aplicando un tratamiento periódico al animal además de una limpieza de la zona donde acostumbra estar la mascota. En los centros veterinarios existen múltiples formas y modos de antiparasitarios, como las pipetas, pastillas, collares, baños u otros de uso para el hogar, todos de probada eficacia si es aplicado correctamente. Los veterinarios os pueden aconsejar cual

En resumen, haciendo un cálculo sencillo, una sola pulga es capaz de desencadenar una infestación dentro del hogar, si tenemos en cuenta que esta puede llegar a poner hasta 50 huevos diarios, lo que nos proporcionará una infestación en pocas semanas.

Una infestación, si no es detectada y atajada a tiempo con las disímiles estrategias antes relatadas (realizando actividades tan cotidianas como la limpieza de nuestro hogar, incorporando un mayor acicalado en nuestra mascota y una desparasitación reiterada) una vez que tenemos el problema dentro del hogar es difícil su erradicación siendo necesarios tratamientos diarios y semanales, hasta el punto de que podemos tardar meses en deshacernos de este molesto parásito.

La tenia es un parásito interno transmitido por la pulga al perro y que también pude afectar a las personas

Pero, si a pesar de haber tomado precauciones detectamos que recurrentemente nuestra mascota tiene pulgas, no dudemos en acudir al veterinario. No es recomendable que nosotros mismos apliquemos en casa baños antiparasitarios ya que o bien por exceso de dosificación o bien por el insecticida inadecuado que contienen, se pueden dar casos de intoxicación incluso con champús que se comercializan marcados como “aptos para perros y gatos”, no olvidándonos, además, que esos productos pueden ser tóxicos incluso para las personas principalmente para niños de corta edad. En la consulta veterinarias podrán valorar el método más adecuado para eliminarlas de nuestra mascota y del entorno.

En la lucha contra la pulga lo más importante es la prevención. Con el uso replicado de pipetas, pastillas y aerosoles rompemos el ciclo, esto unido a la higiene y desinfecciones del entorno de la mascota.

Tenemos todo un arsenal de pipetas, collares y peines para evitar la infestación por pulgas


Gato con FUS ingresado en el servicio de veterinario de urgencias 24 horas de la Clinica vetreinaria sondureta


La alimentación de los gatos es un aspecto fundamental para que determinadas enfermedades no hagan mella en estos especiales felinos. Para bien o para mal es de primordial importancia y siempre debemos vigilar que nuestros sigilosos amigos tengan una dieta adecuada. Otra causa de enfermedad muy común en gatos son las derivadas por el estrés, cuyos síntomas a veces se pueden confundir. Pero… ¿qué pasa cuando hablamos de un gato callejero?

Hoy veremos el caso de Blanco un gato callejero de unos dos años, salvado por esos voluntarios con inmenso amor a los animales. A Blanco el estrés y la desnutrición le provocaron un desorden dando como resultado una larga estancia en nuestro servicio de hospitalización en cuidados intensivos.

A Blanco al igual que a su madre y hermanos los alimentaba un voluntario anónimo que todos los días, lloviera o hiciera sol, acudía a la parte trasera del taller en el que vivían. Los alimentaba, les hablaba, les daba cariño y amor. Un día el buen hombre no apareció. Sólo el hecho de haber fallecido evitó que pudiera volver a visitarlos y alimentarlos. La sensibilidad de “Blanco” le jugó una mala pasada y entró en un estado de estrés por separación que le impidió alimentarse correctamente. Dejó de comer y desarrolló una enfermedad llamada síndrome urológico felino (FUS), la cual impide a los gatos orinar y puede resultar en la muerte del animal.


En la imagen podemos distinguir bla bla bl abl bla abba`m jpjepojpoejpe

En la ecografía nº 1 se observa la mucosa muy engrosada y arrugada (mas de 10 mm ) con desprendimientos que son los que obstruyen la uretra de Blanco. Uns semana más tarde en la ecografía nº 2 la mucosa es más lisa, sin desprendimientos y con la inflamación reducida a la mitad


Reciben el nombre de FUS diversas enfermedades urinarias de los felinos, que causa irritación de la mucosa que recubre el interior de la vejiga y la uretra; provocando los diferentes síntomas que son característicos de esta patología: dificultad para orinar, presencia de sangre en la orina, e incluso en algunos casos, obstrucción total. Este proceso afecta por igual a machos y a hembras, aunque en los machos, por las características anatómicas de su sistema urinario, reviste mayor gravedad.

El FUS se produce muchas veces por precipitación y congregación de los cristales que se crean a partir de los materiales de desecho presentes en la orina y que habitualmente provienen de los componentes de alimentos y piensos de baja calidad. Pero también es muy común que aparezcan inflamaciones de la vejiga en situaciones de estrés.

Gato con FUS en la Clínica veterinaria Son DuretaBlanco llegó a la Clínica Veterinaria Son Dureta con un cuadro agudo de dolor, con la vejiga completamente inflamada, la uretra colapsada y también con un prolapso rectal producido por el esfuerzo al intentar orinar (El prolapso se produce cuando parte del recto sale al exterior por el esfínter). El primer paso del servicio de urgencias 24 horas de la Clínica Veterinaria Son Dureta fue realizar el diagnóstico por imagen, comprobando que si bien los intestinos estaban en buenas condiciones, la vejiga sufría una gran inflamación. Inmediatamente se pusieron manos a la obra para reducir el prolapso y sondar a “Blanco”, a la espera de los resultados de los análisis. Éstos demostraron que la cistitis que padecía no se debía a ninguna infección y tampoco aparecieron rastros de sedimento urinario (cristales), con lo que confirmaba estrés como principal causa. El diagnóstico fue cistitis idiopática por estrés y principio de lipidosis hepática por falta de alimento.

El tratamiento de Blanco consistió en su ingreso en nuestro servicio de cuidados intensivos con fluidoterapia y medicación intravenosa, sondarle el conducto urinario para que pudiera orinar junto con una buena alimentación blanda. También se le sometió a una intervención quirúrgica para la reducción del prolapso rectal Al mismo tiempo la dedicación de tiempo para él con juegos y mimos para que se sintiera otra vez cuidado y mimado, a lo que responde muy gratamente dado su estupendo carácter.

Blanco lleva dos ya semanas hospitalizado, porque a pesar de que está evolucionando favorablemente, es un proceso lento de recuperación y aun debe de permanecer sondado.

Los voluntarios corren con los gastos médicos de su propio bolsillo con la ayuda de algunos donativos de gente desinteresada.

Pero la principal preocupación es encontrar un hogar definitivo para blanco, para que cuando le demos el alta pueda ir con una familia ya que es un gato que necesita el cariño y cuidados imprescindibles para que no se vuelva a producir este episodio de estrés.

Al terminar este artículo Blanco ya ha sido dado de alta de UCI pasando a hospitalización normal. Sigue sin encontrar un hogar de adopción o acogida, si quieres colaborar económicamente o estás interesado en adoptarle sigue este enlace.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Diagnostico de imagen[ Leer + ]

Servicio de hospitalización [Leer + ]

En esta época del año debido a las condiciones de humedad y temperatura las garrapatas empiezan a ser un problema serio ya que infestan bosques y zonas de trasiego de ganado. Hay que estar muy alerta porque en algunos casos una sola garrapata puede causar infecciones parasitarias en la sangre muy graves como la babesia, anaplasma, etc.

Leer más

INVITACION_CHARLA_FISIOTERAPIA

Palma Aquarium organiza una conferencia sobre los efectos de la fisioterapia en los animales de compañía. Dedicamos la jornada medioambiental de junio a esta terapia de la mano de la Associació Empresarial de Clíniques i Veterinaris d’Animals de Companyia de Balears, y con análisis de casos clínicos reales.

Durante la conferencia, titulada “La fiosioterapía en patologías neurológicas”, el veterinario José Antonio Honorato presentará las diversas terapias que se pueden usar, como el láser, ultrasonido, electro-estimulación y ejercicio en agua; y cómo su aplicación en enfermedades neurológicas consigue una disminución del dolor y una recuperación más rápida y completa del animal.

La presentación y moderación de la charla correrá a cargo de nuestra Dr.a Delia Saleno, actual presidenta de la Associació Empresarial de Clíniques i Veterinaris d’Anials de Compania de Baleras (EMVETIB).

 [box]

Fecha: 13 de junio de 2013
Hora: 19,30h. (apertura de puertas a las 19,00h.)
Lugar: Palma Aquarium (como llegar)

[/box]

gusanos de procesionaria en plena calle

El año pasado, por estas fechas, ya publicamos en nuestro blog este mismo artículo sobre la procesionaria del pino. Dada la gran incidencia en casos que estamos viendo en el servicio de urgencias veterinarias de la Clínica Veterinaria Son Dureta y la inusual virulencia de los mismos, hemos creído conveniente actualizarlo y nuevamente advertir sobre el peligro que supone para nuestros perros esta oruga venenosa, las precauciones que hay que tomar en los paseos y como actuar si sospechamos que nuestro perro las ha tocado o ingerido.

Típica bolsa de orugas de procesionaria en un pinoDebido a que las condiciones meteorológicas de los últimos años lo han propiciado todos los pinares de Baleares están infestados de una oruga que comúnmente llamamos procesionaria. Estas orugas suponen un problema para las personas pero, como veremos, es muy peligrosa para nuestros perros y especialmente para los cachorros.
La procesionaria es una oruga, es el estado larvario de la Thaumetopoea pityocampa, una mariposa muy común en los bosques de coníferas. Y es este estado larvario, con un ciclo de vida muy particular el que tantos quebraderos de cabeza nos provoca.

¿Por qué le llamamos Procesionaria?

A veces es dificil distinguirlas cuando estan en su entornoDespués de permanecer durante todo el invierno en unas bolsas de seda colgadas en los pinos, muy características y fáciles de distinguir, con la subida de la temperatura del final del invierno, las orugas de la Procesionaria se disponen en una hilera, bajan de los árboles y buscan un sitio adecuado bajo tierra para efectuar su muda. Esta “Procesión” (de donde toma el nombre común este lepidóptero), les llama mucho la atención a los perros que se acercan, las huelen, juegan con las orugas y en muchas ocasiones las cogen con la boca.

Este comportamiento tan temerario se da con más frecuencia en cachorros (1).

¿Por qué son tan peligrosas?

Detalle de los pelos veneosos de la procesionariaDesgraciadamente estas orugas presentan, en su parte superior, unos pelos urticantes, similares a las púas de algunos cactus, cargados con una substancia tóxica que suelta a modo de defensa cuando se ven amenazadas. Estas púas se clavan rápidamente, clavándose muy rápido cuando se tocan y liberan el veneno. A consecuencia de ello, esta toxina una vez inoculada, provoca una irritación muy fuerte, similar a una quemadura en la zona de contacto directo y sobre todo en la Aspecto de la mariposa de la procesionariapiel de la cara, los labios, la lengua y la mucosa oral provocando al instante un cuadro clínico muy doloroso con picores, que de no tomarse medidas puede provocar una fuerte inflamación que puede bloquear incluso las vías respiratorias, heridas que al estar en la boca, además se infectarán, pudiendo provocar incluso la necrosis de las parte infectadas, dándose casos de perdidas parciales de la lengua.

Los síntomas manifiestan los perros que llegan al servicio de urgencias veterinarias de la Clínica Veterinaria Son Dureta son los siguientes (2):

  • Inflamación de la cara (edema facial) y de los párpados
  • Inflamación de los labios y de la mucosa oral
  • Inflamación de la lengua que conduce a la imposibilidad de cerrar la boca, provocando en muchas ocasiones oscurecimiento y necrosis parcial de la lengua
  • Salivación abundante
  • Jadeo, sobre todo por el dolor
  • En caso de ingesta puede provocar asfixia por edema del laringe, vómitos y hemorragias.
  • Shock anafiláctico y muerte

Una rápida actuación veterinaria es fundamental para controlar el cuadro clínico y evitar complicaciones, que pueden conducir a un fatal desenlace. Por ello es imprescindible acudir de urgencia a un veterinario.

Como primeros auxilios se puede efectuar un buen lavado de la zona afectada con suero fisiológico o agua pero sin frotar para evitar la rotura de los pelos clavados y así evitar que se libere más toxina. En casos graves es necesaria la hospitalización con fluidoterápia por la incapacidad del animal para ingerir alimento o agua y la administración intravenosa de potentes antiestamínicos y antibióticos.

Como prevención se recomienda evitar los paseos en las zonas con pinos en los meses de febrero-marzo y sobre todo pasear con correa para poder evitar al máximo el posible contacto. También es muy recomendable que, en los jardines privados donde esta oruga puede estar presente, consultemos con algún experto para detectarla y erradicarla: existen métodos mediante trampas muy eficientes.

Tampoco no hay que olvidarse que nunca debemos tocar las orugas o eliminar las bolsas sin protección, tanto en las manos mediante guantes como en la cara mediante mascarilla y gafas, porque en contacto con la piel humana se puede producir la misma reacción urticante y alérgica.

Entonces, en primavera, tengamos mucho cuidado con este animalito tan peligroso.

Picadura grave de una procesionaria en un cachorro de bobtail

En este caso es un cachorro de bobtail cuyo edema en la lengua era era tan grave que tenia dificultad para respirar y estaba imposibilitado para beber y comer

La traqueobronquitis infecciosa es una enfermedad altamente contagiosa que en los últimos años se ha convertido en la más frecuente. Sobre todo es diagnosticada en nuestros perros, en la estación fría.

Esta enfermedad está producida por la infección combinada entre el virus de la parainfluenza y la bacteria Bordetella bronchiseptica, aunque  en muchos casos se adjuntan otros patógenos  como sería el herpesvirus, el adenovirus o micoplasmas que pueden complicar mucho el cuadro clínico.

La apatía, fiebre, tos, nariz húmeda, son algunos de los síntomas de esta enfermedad.

Popularmente esta enfermedad es conocida como “tos de las perreras”, porque antiguamente se diagnosticaba a los perros alojados en lugares con alta densidad de población como las residencias, las perreras o las tiendas de animales, lugares donde las condiciones de salubridad e higiene no suelen ser las más adecuadas y el hacinamiento conlleva a rápidos y amplios contagios.

Desgraciadamente, hoy en día la enfermedad se ha extendido tanto, que afecta cada vez más y más a nuestras mascotas. Estas se contagian con mucha facilidad en la calle tanto por contacto directo con los perros enfermos como por la inspiración de las micropartículas que se generan a través de la tos y los estornudos. Sería el equivalente a la gripe en personas.

El periodo de incubación de esta enfermedad es entre 3 y 10 días apareciendo síntomas muy variados que pueden manifestarse durante unos días pero que se puede extender a varios meses en los casos más graves.

Los cuadros clínicos en la mayoría de los perros adultos y sanos son leves o moderados presentando una tos persistente, seca y ronca, arcadas y secreciones nasales abundantes sobre todo por la noche o durante los periodos de actividad física (paseos, juegos, saltos etc.). La inflamación de la mucosa nasal y la presencia de las secreciones nasales conducen a la pérdida de la capacidad olfativa que tiene como consecuencia la disminución del apetito.

En la auscultación se puede comprobar la dificultad respiratoria a nivel alveolar.

En los cachorros, en los perros mayores o en los que presentan patologías cardiorespiratorias previas, los síntomas clínicos son más severos y en ocasiones de gravedad incluyendo además de lo expuesto anteriormente letárgia, fiebre, falta de apetito y una insuficiencia respiratoria importante que en muchas ocasiones se debe a una bronconeumónia que tarda varios semanas en curarse y en muchas ocasiones requiere la hospitalización del animal.

Esta enfermedad provoca una inflamación importante del faringe, laringe y la traquea que restringe muchísimo el paso del aire, intensificando la tos y dificultando la respiración.

Si en los perros con una conformación normal del aparato respiratorio esta inflamación provoca una respiración dificultosa, en las razas braquicefálicas (con nariz chata) como es el Bulldog inglés, el Bulldog francés, Carlino, Bóxer, Pequinés etc., aparece una falta de aire severa con cuadros clínicos graves que en ocasiones puede provocar incluso la muerte del animal.

Por esto en las razas braquiocefálicas, en los cachorros, en perros mayores y en los perros con patologías previas cardiorespiratorias, se hace imprescindible practicar una buena prevención a través de la vacunación específica para esta enfermedad en los meses de otoño. Esta vacuna también se recomienda en cualquier perro que va a pasar una estancia en una residencia canina, que participen en exposiciones, practiquen “agility” y en general a los que estén frecuentemente en contacto con otros perros. En el caso de perros que van a ir a residencia o tengan que viajar, la vacuna debe aplicarse mínimo dos semanas antes del ingreso en la residencia.

En caso de infección el tratamiento varía en función de los síntomas clínicos y del estado del animal, por esto es muy importante consultar el veterinario lo antes posible para que el cuadro clínico no se complique. Para la recuperación, en primer lugar el animal necesita reposo, siendo necesaria la reducción de su actividad mientras esté enfermo. Dada la disminución del olfato es útil recurrir a alimentos húmedos, ligeramente calentados para que el animal siga alimentándose. Para su recuperación es muy importante vigilar el comedero y el bebedero periódicamente para asegurarnos que el animal bebe y come.

En cachorros, sobre todo en las razas braquicefálicas, la enfermedad es considerada como muy grave.

Para la administración de cualquier medicamento te recomendamos consultar el veterinario porque no hay un protocolo fijo de tratamiento en esta enfermedad y el veterinario es el único profesional que te puede ayudar establecer un tratamiento concorde con los síntomas y la gravedad del cuadro clínico que padece el animal. Además queremos recordarte que la administración de fármacos como aspirina, paracetamol o ibuprofeno, tan común para las personas, es altamente TOXICA en los perros provocando hemorragias digestivas e insuficiencia renal en dosis habituales.

Para evitar la diseminación de la enfermedad te recomendamos mantener aislado dentro del hogar al animal durante todo el periodo de los síntomas y uno siete días más para evitar la diseminación de los patógenos.


Al llegar la primavera, y tras ella el verano, en nuestro entorno comienzan a florecer los campos y parques. Donde la maleza se hace cada vez más tupida y a medida que pasa el tiempo, debido a nuestro paso, al viento y al corte mecánico, las espigas de gramíneas silvestres se van desprendiendo, convirtiéndose en esta época en uno de los principales enemigos de nuestras mascotas.

Acostumbramos a pasear con nuestros perros en los parques más cercanos, montes y demás áreas naturales, buscando para ellos una relación sana con nuestra naturaleza. Esto les hace entrar en contacto con las espigas que han sido desprendidas, pudiendo estas penetrar por los orificios naturales como oídos, ojos, boca, nariz o genitales; además de en los espacios interdigitales, axilas, pliegues de la piel, etc.

La presencia de cualquier cuerpo extraño en el organismo provoca un malestar importante al animal que, si no se soluciona en las primeras horas, se puede llegar al desarrollo de una patología grave como la perforación del ojo con infección, abscesos en el sitio de entrada (boca, espacios interdigitales, bajo la piel o en tejidos más profundos).

Los síntomas aparecen de repente y casi siempre después de un paseo por zonas con este tipo de vegetación.

  • Oído: habrá sacudidas intensas de la cabeza y rotación de la cabeza hacia el oído afectado, a veces con vocalizaciones (quejas, lloriqueo).
  • Ojo: secreciones con malestar acompañado de rascado con las patitas, inflamación y ojos cerrados.
  • Boca: chasquidos, babeo y en ocasiones sangrado, pudiendo llegar incluso a no querer comer por el malestar y dolor que le provoca.
  • Nariz: estornudos repentinos fuertes y constantes que puede haber presencia de sangre. Debemos tener presente que el caso de las alojadas en los orificios nasales reviste de importancia en cuanto a tiempo ya que la continua inspiración provoca la penetración cada vez mayor de la espiga y en ocasiones se hace imposible su retirada.
  • Espacios interdigitales: lamido, rubor, inflamación y cojera.
  • Axilas y pliegues de la piel: cojera, enrojecimiento e inflamación, alojamiento debajo de la piel con posible migración a otras zonas del cuerpo, provocando abscesos recurrentes que pueden tardar meses en ser controlados.

La extracción de la espiga se hace con el perro anestesiado

Si acostumbramos a pasear nuestras mascotas por lugares donde la vegetación propicie la presencia de estas espigas, recomendamos mantener una estricta vigilancia durante el paseo. De hecho, cuando sea posible, deberíamos evitar estos lugares donde pudiéramos encontrarnos con espigas sueltas. Siempre es recomendable, una vez terminado el paseo, revisar las zonas más susceptibles de nuestra mascota: cara interna y externa de las orejas, boca, espacios interdigitales, etc. En el caso de que aparezca cualquiera de los síntomas antes señalados, se debe acudir al veterinario lo antes posible evitando, de esta forma, males mayores.

MIA

El pasado jueves 27 de enero la Dra. Delia Saleno, directora de la Clínica Veterinaria Son Dureta, a propuesta del Diario de Mallorca realizo una entrevista-chat con los internautas seguidores del periódico.

El motivo de la entrevista era despejar las dudas sobre la gran novedad en el mundo veterinario: la vacuna contra la leishmaniosis, una enfermedad que azota a nuestros perros en Mallorca, que es la zona de mayor incidencia del Mediterráneo.

[ Desde aquí se puede leer entera la entrevista-chat del Diario de Mallorca sobre la nueva vacuna contra la Leishmaniosis ]

Desde la primavera pasada, la Dra. Saleno anunciaba en varios de sus artículos la inminente aparición de la vacuna contra leishmania para este año 2012. La leishmaniosis, conocida popularmente como enfermedad del mosquito, dada su gran incidencia en Mallorca y la gran mortandad que produce, ha preocupado siempre a la Clínica Veterinaria Son Dureta lanzando hasta la fecha varias campañas divulgativas y de prevención. Ahora estamos de enhorabuena: la vacuna contra la leishmaniosis ya existe y la Clinica Veterinaria Son Dureta dispone de ella para su inoculación.

La enfermedad del mosquito, llamada científicamente leishmaniosis, es una enfermedad grave y con fatales consecuencias y es transmitida a través de la picadura de un insecto del género Phlebotomus, parecido a un mosquito llamado flebótomo o popularmente “mosca de arena”. Es una enfermedad muy extendida en la cuenca mediterránea donde el vector de la enfermedad encuentra excelentes condiciones para su desarrollo.
Dadas las condiciones climáticas particulares, la Isla de Mallorca es una de las zonas más afectadas por esta enfermedad. Los estudios indican que aproximadamente la mitad de los perros que viven en Mallorca son portadores de esta enfermedad y uno de cada cinco perros desarrollan síntomas que pueden provocar la muerte del animal.

Con una incidencia tan elevada en nuestra zona de esta temible enfermedad, los métodos de prevención son imprescindibles. Hasta este momento, como prevención no disponíamos más que de unos antiparasitarios externos en forma de collares o pipetas, que conseguían alejar entre un 50 y 70% de los insectos y así evitar la picadura que podría infectar el animal.

Hoy podemos celebrar la existencia de un método mucho más efectivo para proteger a nuestros perros. La vacuna contra la leishmania ya es una realidad y, según los estudios realizados en los laboratorios Virbac, ofrece una protección completa en aproximadamente 93% de los casos. Esta vacuna estimula el sistema inmunitario ofreciendo una respuesta celular específica contra el parásito Leishmania infantum. Es decir, si el parásito llega a la sangre del perro a través de la picadura del insecto, el sistema inmunitario del animal vacunado estará preparado para eliminarlo y así evitar el desarrollo de la enfermedad.

El protocolo de vacunación contra la Leishmaniosis se puede empezar exclusivamente en los perros sanos, libres de leishmania y mayores de 6 meses.

Para asegurarnos que no han contraído la enfermedad, antes de la aplicación de la primera vacuna, es imprescindible sacar una muestra de sangre del animal y practicar un análisis de sangre (tipo test rápido) que nos indique si el perro es positivo o negativo para la leishmaniosis.

Si resulta ser positivo, tras analíticas más exhaustivas, tendrá que seguir un programa de tratamiento según el estado de la enfermedad en que se encuentra y no se puede vacunar.

Si resulta ser negativo se puede empezar el protocolo de vacunación que constará en tres aplicaciones a un intervalo de tres semanas cada una, cuando se trata de una primera vacunación del animal. Esta inmunidad protegerá el perro durante un año, hecho que hace necesario revacunar el animal cada año con una sola dosis. La vacuna se aplica a través de un pinchazo subcutáneo, igual que las otras vacunas anuales que ya estamos acostumbrados aplicar a nuestros perros.

La aplicación de la vacuna contra la leishmaniosis es una forma novedosa, muy efectiva y segura para proteger a nuestros perros y todos los especialistas coincidimos en que va a tener como gran consecuencia una reducción drástica de los casos clínicos en muy pocos años y una reducción de los mosquitos infectados a medio plazo.

En la Clínica Veterinaria Son Dureta nos alegramos poder celebrar el comienzo de una nueva era para nuestros queridos perros.

La revolución se llama CaniLeish del laboratorio francés Virbac.