Entradas

Los largos paseos por la montaña son uno de los ejercicios preferidos de los perros, correr arriba y abajo en plena naturaleza parece que les dé un aporte extra de vitalidad. Sin embargo, hay épocas en las que hay que tomar precauciones, sobre todo con perros glotones y ése es el caso del otoño, en el que gran profusión de setas afloran a la superficie para deleite de muchos y problemas de otros.

Este es el caso de Pancho, un Beagle glotón de ocho años que vino a nuestro servicio de urgencias veterinarias con una intoxicación por setas.

Pancho y su familia, tras un largo paseo por el campo, regresaron a casa y a las pocas horas Pancho empezó a presentar un cuadro agudo de vómitos y diarreas hemorrágicas muy intensas que lo dejaron en estado de shock y tan débil que no podía sostenerse en pie.

Rápidamente lo trajeron al Servicio Veterinario de Urgencias de la Clínica Veterinaria Son Dureta. Pancho llegó con un shock hipovolémico, (falta de oxígeno en órganos y tejidos debido a la pérdida tan grande y aguda de líquidos y sangre) sus mucosas estaban muy pálidas, su pulso era débil y su temperatura corporal muy baja. Se realizaron analíticas, donde no se identificaron órganos internos dañados aunque las enzimas hepáticas estaban alteradas y por supuesto, las alteraciones del sistema digestivo asociadas a su estado.Beagle hospitalizado en la UCI de la Clínica Veterinaria Son Dureta

Pancho requería una actuación veterinaria intensiva y urgente, inmediatamente se administraron fluidos por vía intravenosa y una transfusión de plasma, con el objetivo de corregir su deshidratación, coagulación y restaurar su volumen de líquido circulante. Le aplicamos calor para recuperar su temperatura corporal y toda la medicación de apoyo necesaria para ayudar a su estómago e intestinos a recuperarse (protectores gástricos, antibióticos, analgésicos, protectores hepáticos y vitaminas).

En un principio tuvimos dudas sobre qué le había causado el problema aunque claramente sospechábamos una intoxicación, ya que aunque los cuidadores de Pancho no le habían visto comer nada en especial durante el paseo, nuestro pequeño Beagle había ido suelto. Sí sabían que había comido restos calientes de pescado y patatas que se les habían quemado, pero… ¿justificaba esto el estado tan grave en que ingresó Pancho? Pues bien, la respuesta nos la dio él mismo ya que vomitó gran cantidad de setas en la clínica. Confirmamos que en la zona donde habían paseado había multitud de setas venenosas y debido al apetito voraz de Pancho, éste las había ingerido.

Por desgracia, algunas setas venenosas tienen sabor dulzón y a pesar de su color llamativo, nada hace sospechar a los perros que son extremadamente venenosas

Tras cinco días de hospitalización en cuidados intensivos pudimos darle el alta hospitalaria y seguir en hogar con la medicación. Pancho se ha recuperado bien, ya vuelve a estar alegre, con ganas de pasear, y por supuesto de comer.
En Baleares podemos encontrar setas durante prácticamente todo el año, sin embargo en otoño y principios de invierno estos hongos emergen con gran fuerza y variedad. Debemos tener especial cuidado con nuestros animales y prevenir intoxicaciones ya que aunque muchos de ellos saben distinguir las setas venenosas de las comestibles, un pequeño error al igual que en los humanos, puede acarrear graves consecuencias.

La intoxicación por setas, al igual que en las personas puede dañar órganos como el hígado o los riñones y causar la muerte.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Transfusiones en perros [Leer + ]

Hospitalización  [Leer + ]

A veces dejamos a nuestros perros que jueguen con algunos objetos que en apariencia inofensivos pero que suponen un potencial peligro. Debemos ir con cuidado con algunos perros que se tragan todo cuanto pillan: palos, zapatillas viejas, peluches inadecuados o pelotas demasiado pequeñas. En definitiva, juguetes peligrosos.

Este es el caso de Milo, un paciente nuestro que es el típico Jack Rusell juguetón y dicharachero cuya pasión son las pelotas de goma, que llego a nuestro servicio de urgencias veterinarias con un cuadro digestivo grave.

Perro hospitalizado

Milo es un mestizo de Jack Russell de 6 años muy activo al que le encanta correr, jugar y las pelotas. Como todos los terrier, son perros de caza, tiene una energía desbordante y persigue todo lo que se mueve.

Cuando sus propietarios tuvieron que marcharse de viaje, Milo quedó al cuidado de una familia que posee una casa con terreno donde él disfruta comiendo algarrobas y jugando hasta la extenuación con otros perros.

Cuando su familia volvió del viaje, los cuidadores de Milo les comentaron que había vomitado varias veces, pero que lo veían bien, comía, estaba activo y no habían observado otros síntomas.

Tras una semana en su casa durante la cual estuvo vomitando diariamente y perdiendo peso de forma evidente, su preocupada familia decide no esperar más y traerlo al Servicio de Urgencias de la Clínica Veterinaria Son Dureta. Milo tenia dolor en su abdomen craneal, en el área del estómago, no se le podía palpar bien porque se ponía muy tenso, dificultando su exploración.

En estos casos es conveniente “echar un vistazo” y se decidió que la mejor manera es realizándole una radiografía. En ella se detectó una masa, en el área del antro pilórico (final del estómago), del propio estómago o del bazo. Como era es difícil distinguir sólo con la radiografía, se le realizó una ecografía y al fin se pudo descartar que la masa que aparecía en la imagen de la radiografía tuviera origen esplénico (del bazo). Lo que sí quedó patente es que había un cuerpo extraño en su estómago, no se distinguía de qué se trataba pero era esférico y de estructura mixta.

Finalmente se confirmó que Milo iba a necesitar una cirugía para extraer lo que había en su estómago. En la Clínica Veterinaria Son Dureta seguimos unos protocolos de cirugía que garantizan al máximo nuestro éxito, así que previamente realizamos analíticas para confirmar que podíamos entrar en quirófano con la mayor seguridad y garantías, como es preceptivo en cualquier operación.

Durante la intervención se consiguió extraer con éxito una pelota de goma, similar a una pelota de squach, pero de estructura más dura, alojada en el estómago y que había quedado atorada debido a sus dimensiones.Extracción de cuerpo extraño

 

Tras dos días de hospitalización en los que fue tratado con fluidoterapia y medicación, Milo empiezó a tolerar los alimentos sólidos y pudo ser dado de alta, yendo a su hogar para seguir con la convalecencia.

Debemos tener mucho cuidado con el tipo de juguetes que se dejan al alcance de nuestros queridos peludos, ya que por desgracia es demasiado frecuente que diferentes tipos de “cuerpos extraños” se extraigan del estómago e intestinos de nuestras mascotas, desde pelotas y juguetes de todas las formas hasta calcetines, trapos y ropa interior. En el caso de los gatos lo más común es que sean cuerpos lineales como hilos o cordeles.

Gracias a la rápida detección del problema en nuestro servicio de urgencias veterinarias 24 horas y a la posterior cirugía, Milo no tuvo complicaciones derivadas. Sin embargo, debemos saber que cuanto más tiempo pasa un cuerpo extraño en el sistema digestivo más frecuente es encontrar complicaciones asociadas tales como necrosis de la pared del estómago o los intestinos y peritonitis, las cuales pueden causar secuelas de por vida e incluso la muerte del paciente.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Diagnostico de imagen[ Leer + ]

Diagnostico de laboratorio [Leer + ]

Servicio de hospitalización [Leer + ]

La compra de cachorros por internet es un peligro para los animales y suele acabar en decepción para los compradores. Cuando una persona o familia se decide por fin a tener un cachorro, debe tener muy en cuenta la procedencia de éste, su documentación y que la persona, empresa o asociación que nos lo consigue sea de absoluta confianza.

Esta semana os presentamos el caso de Budi, un cachorro de westy (West Highland White Terrier) que llegó a Palma desde Eslovaquia en muy malas condiciones de salud.

La familia de Budi no tenía ni idea en donde se metía al comprar un cachorro por Internet. Le aseguraron que el pequeño Westy estaba sano y con todos los papeles en regla. Cuando el pequeño animal llegó, la realidad era muy diferente. El cachorro estaba en un estado tan lamentable que a los pocos días de ser entregado por la empresa de transporte, falleció sin que la clínica veterinaria que lo atendió en primera instancia pudiera hacer nada por él.

La decepción y la frustración fueron enormes. La promesa de un pequeño westy a la hija menor si hacía el esfuerzo de mejorar sus notas quedó rota, y la pequeña, que por fin había conseguido dieces en casi todas sus asignaturas, estaba inconsolable. Después de varias gestiones, la empresa que les había vendido el cachorro les envió otro que probablemente era de la misma camada. Le llamaron Budi y llegó en las mismas condiciones que su hermano.

Westie que acudió a urgencias de la clínica veterinaria son dureta

El estado en que llego Budi el primer día hacia temer por su vida y tuvimos que ingresarlo en la UCI

¡Budi estaba tan débil!, sufría deshidratación y no paraba de vomitar, también tenía diarrea y por eso decidieron traerlo al servicio de urgencias de la Clínica Veterinaria Son Dureta. En cuanto los profesionales de nuestra clínica vieron sus documentos y exploraron al cachorro se dieron cuenta de que estaban ante un de los muchísimos casos que por desgracia son tan frecuentes hoy en día: Un cachorro criado en muy malas condiciones, con documentación falsa, que había hecho un viaje desde Eslovaquia a Badajoz en un insalubre camión junto a cientos de otros cachorros en condiciones lamentables y después enviado a Palma. Por desgracia, en nuestro país, aun no está clara la línea que separa el tráfico ilegal de animales de las importaciones legales.

Antes de seguir investigando su documentación, Budi es llevado a la UCI (unidad de cuidados intensivos) de la Clínica Veterinaria Son Dureta y comienzan las pruebas. Los test realizados dan positivo en parvovirus (un virus especialmente grave en cachorros) y coronavirus, ambas infecciones afectan al aparato digestivo y se transmiten directamente entre individuos, sobre todo si están hacinados y en malas condiciones higiénicas. También se detectan parásitos intestinales y un desequilibrio de la flora intestinal. Pero por si esto no fuera suficiente, a Budi también se le detecta una traqueobronquitis infecciosa (tos de las perreras), un parásito sanguíneo y una otitis por ácaros.

Gracias a los análisis también se descubrió una anemia moderada (falta de glóbulos rojos), linfopenia (falta de glóbulos blancos) y una carencia importante de proteínas. Hasta aquí el primer diagnóstico que obliga a tratar a Budi con una transfusión urgente de plasma, fluidoterapia, analgésicos, antibióticos y nutrición parenteral ya que no tolera la alimentación sólida.

Budi al ser dado de alta de la UCI de la Clinica veterinaria Son Dureta

Este es la imagen de Budi fue dado de alta de la UCI pasando a hospitalización normal

Mientras los primeros tratamientos hacen efecto, decidimos revisar más a fondo su documentación y descubrimos que la edad que indica su pasaporte es falsa, ya que según los documentos Budi es un cachorro de cuatro meses, mientras que su dentición y su tamaño nos indican, sin lugar a dudas, que no tiene más de dos. Ningún perro puede viajar con una edad inferior a los tres meses y además se necesita un certificado de importación del cual no había ni rastro. Estos cachorros y muchos de otras razas, así como otro tipo de animales, son criados con el único fin de obtener beneficios rápidos y despiadados. Se destetan con sólo tres o cuatro semanas (el mínimo deben ser ocho) son criados sin apenas alimentos sólidos, están malnutridos, el hacinamiento en jaulas y los largos viajes les producen estrés, infecciones víricas, parasitarias y una considerable bajada de defensas lo que se traduce en un agotamiento del organismo. La gran mayoría terminan ingresados en UCI con patologías tan graves que ponen en riesgo la supervivencia del cachorro y de hecho, muchos no consiguen superarlo, a lo que además hay que sumar el daño emocional y económico que supone para sus nuevas familias.

Budi seguía en la unidad de cuidados intensivos de la Clínica Veterinaria Son Dureta experimentando una ligera mejoría. Empezaba a comer por sí mismo cuando de repente sobrevino una recaída grave: Apenas podía respirar y sus mucosas estaban inusualmente pálidas. Se le hicieron nuevos análisis y la anemia moderada que padecía se había convertido en severa e inmunomediada (su propio organismo estaba destruyendo los glóbulos rojos que transportan el oxígeno a todo el organismo).

El parásito en sangre que se había detectado en el primer análisis (mycoplasma hemocanis) y que no se pudo tratar convenientemente, ya que el medicamento indicado sólo puede administrarse vía oral y Budi vomitaba cualquier líquido o sólido, estaba afectando gravísimamente a su organismo y se decide practicarle un transfusión sanguínea. Con eso y una nueva medicación, Budi por fin comenzó a mejorar definitivamente y al cabo de dos semanas de hospitalización ya pudo ir con su nueva familia.

La familia de Budi posa feliz después de verle recuperado.

La familia de Budi posa feliz después de verle recuperado, tras el gran trabajo realizado por el equipo de la Clínica Veterinaria Son Dureta

El caso de este cachorro no es único. En las clínicas veterinarias nos encontramos a diario con casos parecidos que por desgracia acaban muchas veces en tragedia. El tráfico de animales de compañía es un hecho deplorable e ilegal que podemos evitar entre todos con algunas pequeñas pautas como por ejemplo desconfiar de precios bajos en razas que sabemos lo que cuestan normalmente. También podemos Intentar la adopción a través de la red de asociaciones animalistas y protectoras, las cuales garantizan los cuidados básicos de los animales. En caso de querer un animal de raza, dirigirse a los criadores autorizados y si es posible dentro de la misma comunidad para evitar viajes estresantes a los animales. Las compras de cachorros por Internet no son seguras y deberían evitarse.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Transfusiones en perros [Leer + ]

Comprar un cachorro por navidad  [Leer + ]

Ya ha llegado el verano, la época propicia para acercarnos a la playa con nuestros colegas de cuatro patas que se lo pasan en grande chapoteando y rebozándose en la arena. Precisamente este hecho nos obliga a extremar la vigilancia, ya que en la arena y alrededores de la playa se encuentra algo que a nuestras mascotas les encanta: los restos de comida dejados por otras personas. ¡Cuidado con las intoxicaciones!

Esta semana, os presentamos el caso de Indiana, una teckel miniatura que vino a nuestro servicio de urgencias veterinarias y quedó varios días hospitalizada con un cuadro de intoxicación alimentaria grave.

INDIANA-EN-LA-PLAYAIndiana es una joven teckel miniatura de apenas un año, cuya familia decidió llevarla a la playa para disfrutar de un día de verano. ¡Era la primera vez que iba a la playa en su vida! Indiana correteó y chapoteó jugando con los niños de la familia, pero también hizo algo que saben hacer muy bien los teckels: husmear y buscar rastros interesantes. En un momento de despiste Indiana encontró y comió algo que no debía. Al día siguiente los vómitos y la diarrea obligaron a indiana a acudir al Servicio de Urgencias 24 horas de la Clínica Veterinaria Son Dureta.

Al cuadro de gastritis que le detectamos inmediatamente, se le sumó una pancreatitis tóxica que obligó a esta pequeña teckel a permanecer ingresada una semana con suero, nutrición parenteral y ayuno absoluto.

Perro hospitalizado en la clínica veterinaria son duretaLa pancreatitis es una dolencia muy grave, que si no se trata a tiempo, puede dejar secuelas como sensibilidad alimentaria crónica, dolor el resto de su vida e incluso puede acabar con la vida de nuestra mascota.

En este caso, debido a la rápida reacción de su familia, su patología, aunque muy grave, no llegó al extremo de que fuera necesaria una transfusión de plasma o de sangre, como en otros casos que hemos atendido en al Clínica Veterinaria Son Dureta y hemos tenido que echar mano de nuestras reservas del banco de sangre. (*)

COMIDA-EN-LA-PLAYAEs muy importante que durante los meses de calor, en esas excursiones que realizamos a la playa o a la montaña, vigilemos atentamente todo lo que ingiere nuestra mascota. No dejarle comer restos de ningún tipo que se encuentren al aire libre y llevar con nosotros la alimentación y el agua necesaria para que no se deshidrate. La comida sin control se vuelve extremadamente peligrosa en verano, ya que la descomposición de los alimentos ocurre de forma más rápida y las enfermedades que produce su ingestión pueden ser gravísimas.

Recuerda: En verano vigila muy de cerca a tu mascota para que no ingiera nada que tú no le des. Mantenla hidratada dándole a beber abundante agua. Al primer síntoma de vómitos, dolor o diarrea, acude urgentemente al veterinario.

ECOGRAFIA-pancreatitis

En la ecografía de Indiana se puede apreciar el páncreas y la pared estomacal inflamados

(*) La Clínica Veterinaria Son Dureta es Centro de Referencia de Transfusiones para perros y gatos en Mallorca, disponiendo en todo momento de unidades de plasma y sangre entera de perro y gato tanto para el consumo de nuestra actividad clínica como para otras clínicas y veterinarios que la necesiten.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]

Diagnostico de imagen[ Leer + ]

Centro de referencia en transfusiones veterinarias Clínica Veterinaria Son Dureta  [Leer + ]

Diagnostico de laboratorio [Leer + ]

Servicio de hospitalización [Leer + ]

Los problemas de comportamiento en un perro siempre son un quebradero de cabeza. Muchas veces por desconocimiento y otras debido al mal asesoramiento de uno de esos cientos de “adiestradores” que han proliferado y que por lo general están muy poco formados y mucho menos profesionalizados, llegamos a un callejón que nos parece sin salida. Para eso está vuestro veterinario y los servicios de etología que ofrecen algunas clínicas.

En la urgencia de la semana comentaremos el caso de una perra raza “Ca de bestiar” a la que un problema de ansiedad por separación la ha llevado a autolesionarse gravemente y veremos la importancia de tratar los casos de forma integral y multidisciplinar.

“Taca”, una perra de la raza “ca de bestiar”, muy simpática, sociable y a la que tratan con mucho mimo, padece un problema de ansiedad por separación que aún no se había tratado. Sus propietarios llamaron a nuestro número del servicio de urgencias veterinarias 24 horas de la Clínica Veterinaria Son Dureta informándonos que estaban de camino con su perra con lo que parecía ser una pata rota.

Les habían llamado de los servicios municipales de recogida de perros donde se encontraba “Taca” acogida tras ser encontrada herida en la calle y a través del microchip les pudieron localizar.

Rotura de cadera en un perroA primera vista parecía un atropello, pero tras la exploración de las lesiones, radiografías y ecografías, sospechamos que el atropello no fue tal, si no que había sido una caída desde cierta altura con la consecuencia de rotura de cadera y fémur.

El diagnóstico fue fractura del acetábulo derecho, fractura de pubis y fractura de cuerpo de isquion, es decir, una fractura múltiple de cadera, además presentaba varias laceraciones sin importancia. Esta lesión es típica en los perros de su tamaño (40 kg) que sufren caídas desde alturas considerables.

Su casa es una planta baja situada al borde de un terraplén; casi con toda seguridad y debido al problema de ansiedad por separación que padece, intentó salir de su hogar saltando un muro y precipitándose al vacío.

Aparte del shock por dolor y de la experiencia traumática de haber sido capturada por los servicios municipales y después confinada en una jaula, la perra, a priori, no presentaba ningún síntoma de lesión interna. No obstante, en estos casos, el protocolo dicta la hospitalización para estabilizar las constantes vitales del animal, monitorización y detección temprana de hemorragias internas subyacentes y posterior preparación para una cirugía. En los casos de trauma muy rara vez es aconsejable la intervención inmediata.

radiografía cadera perra

Después de que el equipo de traumatología evaluara cual sería la técnica y materiales más adecuados, se procedió a su operación. En las radiografías podemos apreciar el antes y el después de la intervención.

A día de hoy “Taca” está en periodo de convalecencia y ha empezado sus primeras sesiones de fisioterapia. Además, tras evaluar su caso de ansiedad por separación en nuestro servicio de etología, está siguiendo un programa de reeducación para solventar la causa que la condujo a tan grave lesión.

Con este caso se demuestra la importancia de tratar los casos de forma integral y multidisciplinar que es la forma en que los tratamos en la clínica veterinaria Son Dureta, ya que, aparte del servicio de urgencias veterinarias 24 horas, han intervenido el equipo de traumatología, el equipo de rehabilitación y por último el de etología, siendo este último el que podrá resolver el origen del problema.

Artículos relacionados para saber más:

Servicio de Traumatología veterinaria  [Leer +]

Servicio de Etología veterinaria   [Leer +]

Servicio de Rehabilitación veterinaria   [Leer +]

Servicio de Urgencias 24h de la Clínica Veterinaria Son Dureta [ Leer + ]